Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

En una verdadera carrera a contrarreloj, incluso de vida o muerte, se ha convertido la búsqueda de oxígeno en la Zona Metropolitana de Guadalajara y además de enfrentar largas filas bajo el sol o el frío, hay que librarse de los revendedores, los intermediarios abusivos que venden y rentan equipos a sobreprecio.

O incluso a escenarios como los que se vivieron el fin de semana pasado, cuando solo dos empresas en toda la ciudad, abrieron. El resto cerró.

Negocios como Infra, Oxicom y Gimsa, han llegado a atender entre 200 y 700 personas diarias.

Juan Pablo Gallegos, gerente de Oxicom, explica cuál es el escenario.

“El oxígeno no solo se usa para pacientes de Covid-19, también se utiliza para personas con enfisema pulmonar, neumonía, influenza, problemas cardíacos, algunos problemas neuronales y bueno, sino hay una afluencia de gente porque se generan compras de pánico y gente que no lo ocupa, se forma y también hay gente oportunista que aprovecha esto para hacer negocio”.

Dijo que equipos con costo de 11 mil pesos, son rentados en 18 mil pesos mensuales, y tanques que antes eran rentados en 300 pesos a la semana, ahora la gente tiene que pagar hasta mil 500 pesos por siete días.

Llamó a la calma y a evitar, en todo caso, usar el oxígeno, es mejor quedarse en casa, usar cubrebocas y lavarse las manos constantemente.

Víctor Chávez Ogazón