muertes maternas
Fotografía: AFP
Guadalajara, Jalisco. 

El abuso de paracetamol y la falta de ácido fólico en mujeres embarazadas, y algunos anticonvulsivos, son algunas de las principales causas que provocan la Espina Bífida, es decir, defecto congénito que provoca que la columna vertebral y la médula ósea no se formen de manera correcta, la incidencia es muy alta en el país, se tiene una prevalencia de 4.9 por cada 10 mil personas, explica el médico adscrito a neurocirugía, Edgar Acosta Gómez:

“¿Cómo podemos prevenirlo?, lo ideal es desde antes del embarazo, nosotros tenemos que saber, o la madre tiene que saber, si es un embarazo planeado, llevar un control prenatal con dosis suficiente de ácido fólico que es lo principal, si la madre ya se sabe con epilepsia hablar con su neurólogo algún antiepiléptico para que lo modifique y en este caso poder evitar esta complicación”.

Al mes se atienden en el Hospital Civil a dos pacientes con esta malformación.

Al detectarse de manera temprana durante el embarazo se puede realizar una cirugía de alta especialidad in utero, que desde el 2020 se realizan en el Hospital Civil Juan I. Menchaca, este logro ha sido muy importante por realizarse en un hospital público, detalla:

“Hasta el momento, en la estadística que llevamos, 18 pacientes operados en el Juan I. Menchaca, en el 2020 la pandemia nos paró mucho el flujo de pacientes y estas patologías y una vez recuperando el trabajo normal del hospital hemos reanudado este tipo de procedimientos y cirugías”.

Lamentan los especialistas que esta malformación en muchas ocasiones traen severas complicaciones para toda la vida, por eso la importancia de prevenir estas malformaciones.

El 21 de noviembre es el Día Internacional de la Espina Bífida que busca concientizar sobre la prevención.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here