detección temprana de incendios
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Un grupo de investigadores del Tecnológico de Monterrey trabaja en un proyecto que busca detectar de forma más oportuna los incendios en el Bosque de La Primavera.

Se trata del desarrollo de sensores en una primera fase, para que envíen señales a un centro de mando ante la posibilidad de un incendio, explica el investigador de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tec de Monterrey, Gilberto Ochoa Ruíz.

“Lo que queremos a través de una red de sensores, los sensores son dispositivos electrónicos que monitorean diferentes señales, por ejemplo, dióxido de carbono, temperatura, diferentes cosas, y poder monitorear de forma temprana si hay un incremento de temperatura o de dióxido de carbono y que esa red de sensores avisa a una estación central de que hay una área posiblemente hay un incendio”.

El proyecto está financiado por el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco con dos millones de pesos y se espera que a finales de este año se haga la entrega de los primeros sensores.

Frente al incremento de incendios en el mundo por el calentamiento global y ante un año complicado para La Primavera, este grupo de investigadores junto con expertos de otras seis universidades nacionales e internacionales decidieron desarrollar una solución tecnológica que ayude a la labor de los bomberos para combatir incendios de manera más eficiente.

“Algunos de los colegas ya tienen identificadas las zonas de mayor riesgo, generalmente pues son siempre cercanas a zonas habitadas, cerca de La Venta, cerca de Tala, ya se tienen como muy ubicadas, entonces esa parte ya está muy bien estudiado y también la idea de usar técnicas de optimización para tratar de minimizar la cantidad de sensores que se van a necesitar, pues eso va ayudar mucho en el desarrollo del proyecto, no es la idea tampoco agarrar miles de sensores y llenar eso de basura”.

Los investigadores del Tecnológico de Monterrey están enfocados en la parte de inteligencia artificial del proyecto. Actualmente, ya se cuenta con el prototipo de los sensores y se diseña la red para su funcionamiento, pero aún faltan experimentos en ambientes controlados, así como el desarrollo de la inteligencia artificial para los drones que ayudarán a confirmar la existencia de un incendio.

“A través de esos sensores puedes tener alguna señal temprana y luego la idea va a ser mandar un dron que esté equipado con cámaras visibles o infrarrojas, en la visible no se ven ciertas cosas, pero en la parte infrarroja ves la formación de calor y con esta información puedes decir, ah efectivamente hay un incendio, entonces te ayuda a hacer la planeación, traer la gente adecuada”.

Los drones también ayudarán a evitar la movilización del personal por falsos positivos. En esta etapa no están contemplados los centros de monitoreo a los que estos dispositivos enviarán las señales.

El proyecto completo está planeado a cuatro años, aunque aún no se sabe si habrá financiamiento posteriormente. En una segunda fase se tiene previsto incluso ayudar a los combatientes a predecir cómo se va a propagar el fuego, de acuerdo a la vegetación de la zona.

Fatima Aguilar