Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Pese a la cancelación de Calaverandia en el Parque Metropolitano, vecinos en conjunto con representantes del PRI en Zapopan buscarán evitar que se repita la renta de este espacio para eventos privados con la solicitud al gobernador, Enrique Alfaro Ramírez de decretar sus 113 hectáreas como Área Natural Protegida (ANP).

El integrante del Comité del PRI Zapopan, Jonathan González expresó que comenzarán con la recolección de firmas de los vecinos en el mismo parque. Dijo que este decreto lo puede hacer el Ejecutivo sin necesidad de que pase por el Congreso del Estado porque se trata de un parque estatal.

“Entonces nosotros estamos pensando que en un futuro este parque debe ser declarado Área Natural Protegida ¿para qué? Para que se expida un decreto que lo proteja y que establezca rigurosamente las limitaciones que se deben de llevar a cabo para realizar actividades de uso recreativo, familiar, científico, y ¿por qué Área Natural Protegida? Porque la Ley de Equilibrio Ecológico así lo permite, que los ciudadanos podamos presentar al gobernador la propuesta para que sea declarado Área Natural Protegida, y él obviamente ya tendrá que iniciar los estudios técnicos justificativos, la consulta y todo lo que implica la declaración”.

Agregó que este espacio verde quedó desprotegido desde abril pasado con la extinción del OPD que lo administraba para pasarlo a la Agencia Metropolitana de Bosques Urbanos, donde una sola persona toma estas decisiones.

“Lo que nosotros estamos haciendo es pensando en un futuro, porque el parque está desprotegido y esto se dio desde abril que el gobernador pidió al Congreso que se extinguiera el OPD Parque Metropolitano”. 

Además, agregó que:

“Se lo avala la mayoría de su partido y entonces en ese momento hay dos riesgos. Uno, la categoría de parque sólo estaba protegida en ese decreto, hoy es un predio más. En el concepto de todos es un parque, pero en lo jurídico es un predio más. Y número dos desaparece un consejo, un consejo donde tenían que pasar todas las actividades que aquí se realizaran requería la mayoría de votos de ese consejo, entonces al desaparecer quedó a voluntad de una persona y sucedió lo que ya todos sabemos, los eventos que dañan el medio ambiente”.

Los vecinos y usuarios celebraron la cancelación de este evento ahí, aunque también lamentaron que se traslade a otro espacio público como el Parque Ávila Camacho, con rentas a precios “ridículos”.

Paola Cosío, representante de ellos, manifestó que están de acuerdo con la emisión de este decreto e incluso invitó a los vecinos de Ávila Camacho a unirse a la lucha para cancelarlo allá también.

Sobre el retiro de pasto y el avance que se llevaba en las obras de acondicionamiento del Parque Metropolitano para Calaverandia solicitó que se restaure de inmediato. Hasta ahora se desconoce en cuántas de las 4.6 hectáreas rentadas en Titanes y Jacarandas, se avanzó.

“Justo nuestra primer petición es que se remedie el espacio, que tanto la Agencia Metropolitana de Bosques Urbanos como Alteacorp se hagan responsables del daño que ya ha causado estas instalaciones y que el parque se devuelva tal y cual lo encontraron”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here