Fotografía: AGENCIA MEXSPORT.
Guadalajara, Jalisco.

Por fin, la directiva de los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara (UdeG) confirmó que desde el pasado 22 de diciembre se identificó un brote COVID-19 que afectó a 18 jugadores. Esto, tras nueve días de pretemporada en las instalaciones del Club La Primavera y tras realizar las pruebas pertinentes.

Vía comunicado, el conjunto universitario dio a conocer que todos los elementos cumplieron con el periodo de aislamiento establecido dentro del protocolo sanitario de la Liga MX y, tras arrojar un resultado negativo en la prueba realizada este martes, pudieron reintegrarse a las actividades del equipo para el Torneo Clausura 2022 de la Liga de Expansión.

Debido a este brote de coronavirus al interior de la escuadra jalisciense, el primer partido del certamen, previsto para este miércoles contra Cimarrones de Sonora, se tuvo que reprogramar con fecha aún por definir, por lo que el debut de los “Melenudos” en el Clausura 2022 será el domingo 16 del presente mes en el Estadio Jalisco contra Pumas Tabasco, en actividad de la segunda jornada.

Por último, el Patronato Leones Negros de la Universidad de Guadalajara reiteró que el principal compromiso es cuidar la salud, el bienestar y la seguridad de su patrimonio humano, así como a sus familias.

Avatar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here