Turismo
Fotografía: EFE/Heyder Castillo
Río de Janeiro, Brasil.

Las autoridades de salud brasileñas anunciaron el domingo que investigarían reportes de violaciones de los protocolos COVID-19 por parte de cruceros, luego de que brotes afectaran a tres barcos que navegaban por su costa.

“El incumplimiento de los protocolos de salud y la desobediencia a las medidas restrictivas impuestas por las autoridades constituyen infracciones sanitarias que, de confirmarse, resultarán en multas y la suspensión de las actividades (de las compañías de cruceros)”, advirtió el regulador federal de salud, Anvisa, en un comunicado.

El comunicado fue emitido luego de que medios brasileños informaran que pasajeros en uno de los barcos afectados, el Costa Diadema, violaran órdenes de cuarentena para participar en una fiesta de Año Nuevo.

Brasil permitió que los cruceros se reanudaran en noviembre, pero ordenó a las empresas que implementaran protocolos estrictos contra el COVID-19, que incluían someter a pruebas a los pasajeros y ponerlos en cuarentena en caso de infección.

Anvisa informó que también reforzaría la recomendación que hizo el viernes al Ministerio de Salud de Brasil de suspender inmediatamente todos los cruceros, dado el aumento global de casos de covid-19 impulsados por la nueva variante ómicron.

El anuncio de la investigación se produce después de que estallaran brotes de COVID-19 en tres barcos frente a la costa brasileña en Año Nuevo.

Anvisa dijo que 26 pasajeros y dos tripulantes dieron positivo en el MSC Preziosa, un barco de 333 metros que navegaba frente a la costa de Rio de Janeiro.

El barco, con capacidad para 4 mil pasajeros, pudo atracar en el puerto de Rio el domingo.

Se ordenó el aislamiento de las personas infectadas y de quienes entraron en contacto con ellas, recordó Anvisa.

El 30 de diciembre, las autoridades sanitarias suspendieron las operaciones de otros dos barcos, el Costa Diadema y el MSC Splendida, después de que ellos también informaran sobre docenas de casos de covid-19 a bordo.

Al Costa Diadema de 306 metros, que se encontraba frente a la ciudad nororiental de Salvador, se le ordenó desembarcar a 68 personas infectadas y regresar a su puerto de origen en la ciudad suroriental de Santos para entrar en cuarentena.

El Splendida, de 333 metros, que se dirigía a Rio de Janeiro, también recibió la orden de regresar a Santos después de reportar 78 casos.

La empresa suizo-italiana MSC Cruises, cuya sucursal brasileña opera el Preziosa y el Splendida, sostuvo en un comunicado que sus barcos “mantendrían inalterados sus futuros programas de cruceros”.

“En el contexto actual, un crucero es una de las opciones de vacaciones más seguras del mundo”, argumentó. “Ningún otro sector de la industria de viajes y turismo tiene un protocolo tan completo y sólido para contener la propagación de enfermedades infecciosas”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here