Presidente de Chile Gabriel Boric.
Presidentes de Chile y México, Gabriel Boric y Andrés Manuel López Obrador. EFE/Mario Guzmán
Ciudad de México, México.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo, después ser recibido en el Palacio Nacional de México por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que este encuentro es un paso para “hablarle al mundo desde Latinoamérica” a pesar de la cancelación de último momento de la cumbre de la Alianza del Pacífico.

“Siento que esta visita corta, pero intensa es un paso adelante en el mandato que tenemos. Hacer todo lo posible para fortalecer la integración de América Latina, para desde Latinoamérica hablarle al mundo de los desafíos que tenemos como planeta”, sentenció el presidente en su primera visita oficial a México después de asumir el cargo en marzo pasado.

En una rueda de prensa conjunta con solo dos preguntas, Boric subrayó que el “Pacífico es el centro del mundo”, como antes lo fue “el Atlántico norte”.

En este sentido, dijo que la misión de las reuniones bilaterales entre mandatarios de la izquierda latinoamericana deben enfocarse en “construir sociedades más justas, igualitarias e inclusivas, donde nos hagamos responsables de los desafíos del presente, sin dejar de lado a los que más importan, que son los más pobres”.

La “larga y productiva” reunión privada entre ambos presidentes duró cerca de hora y media, según dijo el chileno.

“Le agradezco al presidente los consejos que provienen de tantos años de experiencia, de lucha y de trabajo por el pueblo, donde la honesta valentía se hace sentir justo por el apoyo del pueblo a su gobierno”, sentenció Boric.

A continuación, ya con la comitiva de cada país, trataron acciones en educación, cooperación, memoria y cultura, economía y medioambiente, sin precisar detalles.

El presidente chileno dijo que, pese a que sabe que López Obrador es conocido por privilegiar a su pueblo y la política interior, lo invitó a visitar Chile en la conmemoración de los 50 años del golpe militar de 1973.

Por su parte, López Obrador recordó precisamente a Salvador Allende (1908-1973), quien fue asesinado durante dicho golpe de estado.

A su juicio, Allende fue “un gran maestro, demócrata, auténtico pacifista y un ser humano excepcional”.

Por último, aseguró que están buscando la manera de reunirse con el presidente de Perú, Castillo, después de que el Congreso le negara acudir a la cumbre, para poder entregarle la presidencia de la Alianza del Pacífico, a no ser que finalmente se le permita acudir a México.

“No es un asunto de gobernantes, tiene que ver con nuestros pueblos, y ya basta que por la politiquería de la llamada clase gobernante o dominante se afecte a los pueblos”, sentenció López Obrador.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here