Fotografía: Pablo Toledo.
Guadalajara, Jalisco.

Desde el 2014 una fuerte lluvia derribó la barda que da a la calle cuervo de la colonia Coyula de Tonalá dejando el panteón sin acceso controlado, débito a esto, tanto personas en situación de calle como ladrones se comenzaron a apoderarse de los accesorios de las tumbas y el mobiliario del lugar, pese a que vecinos de la zona y propietarios de los terrenos han reportado a las autoridades tonaltecas, 8 años han transcurrido y hasta el momento no se ha brindado un solución.

A la par del problema de inseguridad que se vive en el interior del panteón los alrededores también se han convertido en zona de frecuentes asaltos.

“Hasta ahí vivía un mariguano que se robó todo, pero estamos en el olvido, ¿Les preocupa pasar por una calle donde hay que salir a tomar el transporte? Si mire, pero no se ha hecho da y se tiene que arriesgar uno pues” señaló Angelica Bacerra habitante de Coyula.

Fotografía: Pablo Toledo.

Habitantes de Coyula solicitan nuevamente al gobierno de Tonalá intervenir el panteón y reforzar la seguridad de la zona sobre todo en las llamadas horas pico.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here