plataforma de Pemex
Fotografía: EFE / Tribuna De Campeche / Referencial
Ciudad de México, México.

Autoridades mexicanas controlaron este sábado un incendio ocurrido en uno de los tanques de combustible de la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex), Antonio Dovalí Jaime, en el Istmo de Tehuantepec, en el sureño estado de Oaxaca.

Rafael Ramírez López, director de protección civil del puerto de Salina Cruz, confirmó a Efe que el fuego inició la tarde del viernes en el tanque TV-102 y tras casi 24 horas pudieron controlarlo y desactivar la emergencia.

Para la extinción del incendio protección civil estatal pidió ayuda a la refinería de Cadereyta, Nuevo León y de Minatitlán, Veracruz, además de personal de la Marina mexicana que trasladó vía aérea espuma mecánica para extinguir el fuego.

No obstante, hasta la tarde de este sábado, los bomberos continuaban con las maniobras de enfriamiento con espuma mecánica para evitar el calentamiento de otros tanques de combustible.

Protección civil del puerto confirmó también que no se reportaron lesionados.

“Hace unas horas, se registró un metro de altura de gasolina en el tanque, lo que equivale a 10.000 barriles, que podrían consumirse en un lapso de 24 horas, ese producto todavía corre riesgo, debido a que a su alrededor hay otros tanques de almacenamiento como Turbosina, Diésel y gasolina Magna”, detalló Ramírez López.

Las maniobras de enfriamiento son visibles desde las partes altas de Salina Cruz, como la colonia Independencia. Sin embargo, en la ciudad los habitantes del puerto continúan con sus actividades habituales.

“Desde ayer nos informaron que está controlado, pero no apagado. Nosotros sabemos cuándo es alerta máxima, nos ha tocado ya varias veces, en junio de 2017 fue un incendio fuerte y evacuaron porque había más riesgo, ahorita no nos alarmamos porque las experiencias anteriores nos van dando la pauta”, comentó Rosa Elba Espinoza, habitante de Salina Cruz.

Mientras se supera el evento, las 28 plantas de proceso de la refinería de Salina Cruz están fuera de operación, para evitar cualquier riesgo.

Desde el 14 de junio de 2017, no se había presentado un incendio al interior de la refinería Antonio Dovalí Jaime, cuando las intensas lluvias que se presentaron en Oaxaca derivadas de la tormenta tropical Calvin causaron “el desbordamiento de presas de residuos y el derramamiento de aceite”, que “alcanzó un punto de ignición, desatando un incendio”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here