Instituto Jalisciense de Alivio al Dolor
Fotografía: Secretaría de Salud Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

El Instituto Jalisciense de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos atendió 30 % más de pacientes el año pasado con todo y pandemia, a pesar de que sus instalaciones también sirvieron para atender al servicio de hematología y oncología pediátrica y otros servicios, celebró el director del instituto, Patrick Pendavis Heksner.

“El instituto para cuidados Paliativos y Medicina del dolor nunca suspendió al contrario tuvimos un incremento del 30 % en la productividad, todo esto gracias al capital humano. Nuestros médicos muy comprometidos se reorganizó la atención para no fallarle a los pacientes haciéndolo más dinámico y tratando de alcanzar las necesidades de la población, tanto así que llegamos a atender a una población 62 % del IMSS y 21 % del ISSSTE”.

Pero lo que sí sufrieron fue un desabasto de medicamentos para el tratamiento al Dolor, entre ellos los fármacos altamente especializados.

“Son difíciles de adquirir porque ocurrió un problema difícil que el paciente de covid necesitaba los fármacos tipo morfina mientras estaban en cuidado Intensivos o siendo hospitalizados y son muchos de los que nosotros utilizamos imagínese toda la República con una alta demanda entonces nuestros pacientes se vieron directamente afectados no porque es el mismo medicamento con precios normales no. ¿Pero si hubo escases? Si hubo escases? Si si hubo escases, pero ya nos estamos regularizando, no podemos dar tratamientos completos, pero damos inicio de tratamiento”.

De las 5 mil 300 consultas que ofrecieron el año pasado, el 30 % eran pacientes que debían ser visitados a domicilio por la condición en la que se encuentran y 20 % sufre una enfermedad terminal.

Rocío López Fonseca