Guadalajara, Jalisco.

El Instituto Jalisciense de Salud Mental reportó 138 tentativas de suicidio en 2019 y para el 2021 la cifra aumentó a 204. Es un repunte de 47%.

Este organismo también registra los casos de ideación suicida, en 2019 fueron 771, para el primer año de la pandemia bajaron a 643 y al cierre de 2021 fueron 783.

Consultado al respecto, el Coordinador General de la Asociación Mexicana de Psicólogas y Psicólogos (AMEPSI), José de Jesús Gutiérrez Rodríguez, explicó que esos datos del organismo son los usuarios, no corresponden a estudios epidemiológicos.

Las autoridades de salud monitorean las enfermedades por medio de la vigilancia epidemiológica, de esa forma saben cuántos casos hay de cáncer, diabetes o insuficiencia renal, pero en el caso de salud mental hay un problema estadístico que impide dar la atención adecuada.

“Una cosa es que ellos detecten cuántas personas de las que atienden tienen ideación suicida, cuántas lo intentaron y cuántas se suicidaron, pero ese es un dato que sacan ellos en base a los usuarios que atienden, pero lamentablemente ni Salme, ni la Secretaría de Salud Jalisco ni la Secretaría de Salud federal tienen estudios precisos de todos los problemas psicológicos o de Salud Mental que se dan en el país”.

La respuesta a las necesidades de salud mental es insuficiente.

“Entonces lo que lo que lo que encontramos en el país es que los servicios de salud mental nosotros los tenemos ubicados con cuatro categorías: insuficientes, de baja calidad, muchos con una incongruencia ética por último son excluyentes”.

Por ejemplo, en el SALME hay citas subsecuentes tres meses después y eso habla de una baja calidad.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here