Fotografía: María Ramírez Blanco.
Guadalajara, Jalisco.

En lo que va de 2022, mil 400 niñas y niños de la comunidad de Mezcala, hasta Chalpicote, en Poncitlán, han sido analizados por investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Secretaría de Salud Jalisco, para conocer si presentan daño renal.

Los exámenes de orina reflejan que cinco de cada 100 infantes tienen inflamación severa en su riñón, lo que significa que podrían desarrollar insuficiencia renal.

Felipe Lozano Kasten, investigador del departamento de salud pública UdeG:

“Medimos esto cada mes en los niños los medimos juntos el municipio, la secretaría de salud y nosotros, y cada mes llevamos la evaluación de estos niños. En este momento tenemos a 30 niños así”.

Los menores que son detectados con daños severos en el riñón son sometidos a una dieta estricta. A la fecha, los resultados obtenidos son positivos, mas no reversibles.

“La enfermedad crónica no se presenta súbitamente, sino que tiene 10 años de evolución y, al presentarla, van caminando hacia la inflación, hacia la enfermedad renal crónica”.

El costo de la dieta por niño es de 200 pesos por semana, gasto que subsidia la Secretaría de Educación Jalisco.

Otro de los factores presentes en los análisis está relacionado con la contaminación.

“Cada que les hacemos exámenes de orina les hacemos (el de) agroquímicos y todos traen; el agroquímico es una sustancia sintética para matar vida y los niños los traen y hay varios factores del por qué traen”.

Desde 2020, la UdeG y la SEJ analizan las comunidades aledañas al Lago de Chapala. En 2020 realizaron dos mil 300 pruebas de orina y para 2021 más de dos mil; sin embargo, la cantidad de menores a analizar oscila entre los cinco mil.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here