Fotografía Medios
Guadalajara, Jalisco.

Los gastos en bares, cafés y restaurantes de cortes finos que funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) le cargaron al erario a través del fondo para atender la emergencia sanitaria de Covid-19 fueron por “las cargas de trabajo y horarios extraordinarios” que destinaron a diseñar y operar los programas para la reactivación económica.

Eso respondió el Gobierno del Estado, a través de un comunicado, a la investigación “Pagan bares, cafés y hamburguesas con fondo Covid-19”, de este medio de comunicación.

En su defensa, justificó que en los lineamientos de los programas Reactiva y Reinicia se estableció que la Sedeco podía disponer de hasta 3% del presupuesto para gastos indirectos o de operación; entre ellos se incluyen alimentos, insumos de papelería, consumibles y pago de viáticos, entre otros.

Según el Ejecutivo, la factura en la que se muestra el gasto de 16 funcionarios en el Hudson Bar por dos mil 763 pesos entra en ese concepto porque el establecimiento también cuenta con licencia de restaurante.

Dijo que la decisión de realizar el consumo ahí fue por el bajo costo de los alimentos y la cercanía del establecimiento a las instalaciones de la Sedeco.

Minimizó estos gastos con el argumento de que, por concepto de alimentos, se gastaron nueve mil 709 pesos; o bien, 0.002% del fondo total de ambos programas.

Sobre la compra de tarjetas PVC a cargo de la Secretaría de la Hacienda Pública, manifestó que sí están relacionadas con gastos de la pandemia porque se usaron para los beneficiarios del Programa de Protección al Ingreso.

De acuerdo con la revisión realizada por este medio a los gastos para la pandemia que transparentó el Gobierno del Estado, se encontró que, si bien la mayor parte se ha usado para atender las necesidades sanitarias y económicas de la alerta sanitaria, el fondo se utilizó como una millonaria caja para pagar cualquier gasto, sin que se establecieran controles y casi en su totalidad con adjudicaciones directas.

Hubo servidores públicos que incluso aprovecharon estos recursos públicos para realizarse pruebas de detección de Covid- 19 en laboratorios privados. Respecto a eso no hubo ninguna aclaración.

Fatima Aguilar