Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La trigésimo sexta edición del Medio Maratón 21K de Guadalajara, se vio engalanada con la participación de más de siete mil corredores en lo que fue el retorno de las grandes fiestas atléticas a las calles de la ciudad, luego de un largo periodo de abstinencia, a causa del COVID-19 y en donde el keniata Rhonzas Lokitam Kilimo y la etíope Besu Sado Deko se alzaron con los máximos honores.

Rhonzas lo hizo además imponiendo nuevo récord, en la competencia varonil, con tiempo de una hora, un minuto y 20 segundos, superando por 28 segundos la marca que le pertenecía a su compatriota, el keniata Mathew Kipkoech, quien en 2019 había logrado un tiempo de 1:01:48.

Mientras tanto, la etíope Besu Sado hizo lo propio para quedarse con la victoria en la rama femenil luego de haber cruzado la meta con un tiempo de una hora, nueve minutos y 12 segundos.

Por su parte el jalisciense José Luis Santana fue el atleta mexicano con el mejor tiempo en esta carrera. El tapatío finalizó en el séptimo sitio de la categoría femenil, pero registró un cronómetro de 1:04:34 para ser así el mejor representante azteca.

En cuanto a la clave para detener a los atletas kenianos, que ya es una costumbre arrasar con los primeros lugares, el tapatío dijo:

“Yo pienso que falta trabajar en equipo, haciendo un fuerte equipo entre varios mexicanos eso hace que uno suba de nivel. Carreras de este tipo son las que necesita un mexicano, correr más eventos de estos y las cosas se van dando con tiempo”, comentó Santana respecto al reto de superar a los atletas africanos en futuras ediciones de esta competencia.

Sergio Enrique Navarro Velasco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here