Fotografía referencial: EFE
Guadalajara, Jalisco.

En pleno Centro de Guadalajara, una mujer trans fue rociada con ácido, en un crimen de odio, donde el responsable permanece prófugo hasta este momento. Más grave aún: con quemaduras en 60 por ciento de su cuerpo, acudió al hospital privado Santísima Trinidad y le negaron el servicio. El hecho ha causado preocupación e indignación, en tanto que el Gobierno de Jalisco ha anunciado un equipo interinstitucional para atender el tema.

La organización civil Unión Diversa de Jalisco lamentó el hecho y pidió una amplia investigación del caso como tentativa de feminicidio.

De acuerdo a las primeras pesquisas, la afectada, junto con una amiga, caminaban por la Calzada Independencia cuando un individuo las alcanzó y comenzó a platicar con ambas.

Pero éste de pronto sacó un frasco con un contenido que hoy se sabe que era ácido corrosivo y lo lanzó a la ofendida. Enseguida escapó a bordo de una motocicleta, acompañado de otro sujeto.

La trasladaron entonces al hospital Santísima Trinidad y, argumentando que no traía identificación oficial, le negaron el servicio. No obstante, la familia había expresado que iba a pagar.

Unión Diversa acusó que ningún hospital se puede negar a atender a una persona y, por ello, se pide que investiguen su actuar.

También exigen a los medios de comunicación que se capaciten sobre los temas de diversidad sexual e identidad de género.

Recordaron la violencia desmedida de individuos y de diferentes instituciones hacia las mujeres trans, que urgieron a que el tema se atienda con urgencia.
En Jalisco, las mujeres trans tienen un promedio de vida de 35 años.

Andrés Treviño, director de Diversidad Sexual de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del Gobierno de Jalisco, aseguró que varias dependencias se han coordinado:

“Quiero compartir que diferentes dependencias del Gobierno de Jalisco nos hemos articulado para dar respuesta a esta violencia. Por su parte, la Fiscalía de Derechos Humanos acompañó a la víctima y abrió una carpeta de investigación de oficio. Y la secretaria de Igualdad Sustantiva y la Dirección de Diversidad Sexual nos hemos mantenido en coordinación para brindar el acompañamiento psicológico y jurídico para la víctima y las víctimas derivadas de este caso. Para nosotros es muy preocupante que esta clase de violencia suceda en este Estado; no es un hecho aislado y para nosotros es muy importante que como sociedad necesitamos un parámetro de tolerancia cero a esta clase de violencia”.

Hizo un llamado a la sociedad a no permitir que continúen estos hechos y haya tolerancia cero.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here