Fotografía: AFP
Guadalajara, Jalisco.

Este 3 de mayo es el Día Mundial al Asma, una enfermedad de la que ocho de cada 10 pacientes mexicanos no tiene completo control o tratamiento.

Se estima que, en el país, 80 por ciento de los adultos que tienen esta afección manifestaron síntomas desde los primeros cinco años de vida. El asma es la enfermedad respiratoria crónica más común entre la población.

La integrante del Colegio Mexicano de Inmunología Clínica y Alergia, Ana del Carmen García, agrega:

“Hay cuatro puntos cardinales que tenemos para distinguir de un paciente: tos, opresión, sibilancias, que son ese ruidito como maullido de gato, y falta de aire o disnea. Obviamente, en el diagnóstico, es importante que sea clínico, escuchar al paciente, la historia clínica y de ahí algunas pruebas funcionales que nos van a hacer seguir guiando al paciente al diagnóstico y por ende al tratamiento profundo del asma”.

El asma no se cura, pero sí se puede controlar, advierte la especialista.

La Organización Mundial de la Salud alertó que, sólo en 2019, el asma afectó a 262 millones de personas y causó 461 mil decesos. Mientras que, en México, según la Secretaría de Salud, el asma afecta entre el cinco y 15 por ciento de la población.

Advirtió también que es común que los pacientes con esta enfermedad tengan también otras patologías como, rinitis alérgica, que al presentar síntomas como congestión y escurrimiento nasal puede confundirse con cuadros infecciosos respiratorios, por lo que toman medicamentos que nada tienen que ver con tratar el origen de estos síntomas.

Incluso, lamenta que a veces hasta prescriben o los mismos pacientes se auto recetan antibióticos, lo que acarrea más problemas al sector salud.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here