Aseguradoras mexicanas
Fotografía: EFE/Jesús Diges/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia por covid-19 en México se ubica ya como el sexto evento más oneroso para las compañías aseguradoras, a lo largo de la historia. Las empresas han pagado hasta el 4 de enero 854 millones de dólares por costos de atención médica y seguros de vida a 21 mil 246 personas.

El costo promedio de hospitalización que han pagado las compañías es de 404 mil pesos, pero hay un caso en el que pagaron 29 millones de pesos a una persona joven que finalmente falleció.

Juan Patricio Riveroll, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Seguros (AMIS), informó que la pandemia del covid-19 está por encima ya del sismo del 7 de septiembre de 2017 y aclaró que los pagos por indemnizaciones tendrán un fuerte impacto en las empresas, pero no existe riesgo de caer en problemas de pagos.

“Las compañías estamos muy bien capitalizadas, tienen muy bien sustentados sus productos y sus sistemas de administración de riesgos. Por ese lado, no debemos tener ningún temor, no hay ningún temor, pero de que va a tener un impacto y está teniendo un impacto, definitivamente sí lo va a tener”, aseguró.

Lo que sí preocupa a las aseguradoras es la saturación existente en hospitales públicos y particulares en distintas ciudades del país, sobre todo en la Ciudad de México, en Monterrey y en Guadalajara, informó Édgar Karam, quien también es vicepresidente de la AMIS.

“Sí es preocupante, por supuesto que es preocupante, máxime que ustedes en los medios de comunicación han visto que en distintas ciudades, en distintos hospitales públicos y privados, sí ha habido declaraciones claras sobre una saturación de hospitales. Por eso, la importancia de mantenernos lo más posible evitando el contagio lo más posible, permanecer guardados, porque en caso de que alguien requiera hospitalización es muy lamentable que deban estar en lista de espera”, subrayó.

La AMIS expresó su acuerdo con la propuesta hecha formalmente ya por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) al presidente Andrés Manuel López Obrador, a fin de que laboratorios, hospitales y farmacias particulares se sumen a la red de distribución y aplicación de la vacuna contra el Covid-19, para hacer más ágil ese proceso.

Juan Carlos Riveroll aclaró que no se trata de que las empresas comercialicen las vacunas y las pongan a la venta, ya que reconocen que es tarea debe recaer en el Gobierno federal, pero sí pueden apoyar en tareas de logística, como ayuda adicional.

En México, apenas 1.4 % de la población cuenta con póliza de seguros de gastos médicos mayores.

Ignacio Pérez Vega