Guadalajara, Jalisco.

Como si en Jalisco no hubiera colmos suficientes, a un costado de la calle Colima y la calle Arroyo, frente a los campos Saturno de la Colonia la Piedrera, en El Salto, se ubica un arroyo que se encuentra tapizado de basura.

Entre botellas de plástico, lonas, hieleras, bolsas y desechables, el líquido que debería seguir su cauce se mantiene cubierto por esta capa de inconsciencia humana.

El señor Salvador Ramírez vive a unos metros de este afluente de desperdicios, y da testimonio de cómo las personas con poca cultura, y quienes aprovechan la lejanía, la falta de luminarias, calles y seguridad, acuden a arrojar sus desechos sin la mínima consideración.

Según Salvador, otro habitante de la zona, este arroyo que conecta hasta Santa Rosa sería entubado para su seguimiento hasta el Nuevo Periférico, pero lo anterior quedó sólo en promesa, puesto que a la fecha sigue expuesto a la mano de personas que lo han convertido en un auténtico vertedero, y pese a su condición actual, Salvador asegura que las aguas de este espacio contienen vida, pues hay quien se ha atrevido a pescar en esas aguas para consumir… o vender lo que extraen de ellas.

Tras la visita de este medio a la zona, el Ayuntamiento de El Salto envió un comunicado. En él, asegura que su programa de desazolves inició el pasado 4 de abril y que los canales y arroyos que no se están limpios ya tienen fecha para ser desazolvados antes de que inicien las lluvias.

Y sí: el Gobierno municipal afirma que ese cuerpo de agua lleno de basura está en la lista de los que serán intervenidos.

Aunque la obligación de limpiarlo es para las autoridades municipales, el llamado de atención es para la ciudadanía en general, pues ésta es quien puede evitar que los arroyos como éste luzcan como lo que es actualmente: un relleno sanitario que flota en agua.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here