Fotografía: Gobierno de México.
Fotografía: Gobierno de México.
Redacción: Gabriela Ruiz
Temacapulín, Jalisco.

En su visita a Jalisco este 11 de septiembre el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, dio el banderazo de reinicio en el nuevo proyecto de construcción de la presa “El Zapotillo”, para comenzar con las obras complementarias que permitirán su funcionamiento sin inundar los pueblos de Acasico, Palmarejo y Temacapulín que por 16 años resistieron la amenaza del megaproyecto.

Con una inversión de recurso federal de 6 mil 825 mdp desde la cortina de la presa y acompañado de funcionarios federales y estatales, López Obrador destacó la importancia de la decisión tomada en conjunto con los pueblos que permitirá aprovechar la obra ya realizada y de la cuál se mantiene al pendiente, el primer mandatario sostuvo que “obra no supervisada, orden dada, no supervisada no sirve para nada, afortunadamente ya se reiniciaron los trabajos aquí en la presa” señaló.

El gobernador del estado Enrique Alfaro Ramírez, calificó como un acierto el nuevo proyecto y señaló al presidente que la ciudad de Guadalajara presenta al momento un déficit de agua de un metro y medio cúbico por segundo, que será solventado con la infraestructura que este día arranca y estaría llevando hasta tres metros cúbicos por segundo de agua a la capital jalisciense, con lo que se resolvería un problema de abasto de agua de 40 años sin atención.

Con la reactivación de la obra del nuevo proyecto de “El Zapotillo” en esta su primera etapa de ejecución, el acueducto “El Salto-Calderón” tendrá una inversión mil 800 mdp, el titular de CONAGUA Germán Martínez Santoyo, destacó que estas obras estuvieron detenidas por alrededor de 10 años, que gracias a los acuerdos y trabajo coordinado con las poblaciones se ha logrado reactivar la obra que permitirá en el primer trimestre del próximo año se pueda abastecer a Guadalajara con un metro cúbico por segundo de agua, mientras que para finales del 2023 con la obra completa estén llegando hasta tres metros cúbicos por segundo, lo que representa 3 mil litros de agua por segundo.

Derivado de este nuevo proyecto de la presa y las obras complementarias, el gobierno federal ha iniciado mesas de trabajo con habitantes de los tres poblados que se opusieron al megaproyecto y la inundación, de las cuales también forma parte el gobierno de Cañadas de Obregón municipio al que pertenecen Palmarejo y Temacapulín, su alcalde Miguel Oropeza Ruvalcaba señala, al momento se ha culminado con la fase de aplicación de encuestas a las familias para la implementación del denominado “Plan de Justicia” para que decidan qué harán, si es que quieren o no regresar a su lugar de origen, con el que se busca resarcir el daño y las afectaciones causadas durante los más de 16 años de resistencia.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here