vecinos de Chapala
Fotografía: Ricardo Chavarín
Guadalajara, Jalisco.

Pasan los años y el Lago de Chapala sufre la invasión de sus aguas. Padece por intereses inmobiliarios y por vecinos que vacían toneladas de tierra y escombro en sus fincas para aumentar su extensión a costa del vaso. Es por ello que pobladores de la ribera se han organizado para defender al lago natural más grande de México.

Hoteles, restaurantes, clubes náuticos y casas son algunas de las construcciones que, además de destruir parte del ecosistema del Lago de Chapala, obstruyen el paso de las personas al bloquear zonas federales. Con imágenes aéreas, pudimos constatar el avance de construcciones irregulares en distintos lugares como San Antonio Tlayacapan, Ajijic, Riberas del Pilar y San Juan Cosalá, que son los puntos más afectados por esta depredación.

Esta organización ha acudido a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y sólo ha recibido aplausos por esta iniciativa, pero las autoridades no han emprendido ninguna acción que impida el daño al Lago de Chapala.

Niños, jóvenes y adultos se han dado a la tarea remover las mallas ciclónicas de los terrenos bloqueados. La unión de pueblos ribereños se mantiene en la lucha y ya contemplan acciones legales para recuperar las aguas del vaso.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here