salud mental
Fotografía: EFE/ Juan Carlos Hidalgo
Guadalajara, Jalisco.

A consecuencia de la pandemia de COVID-19, Jalisco tuvo un incremento de 20% en los problemas de salud mental, manifestó el diputado del PAN, Abel Hernández Márquez, quien propone una nueva ley al respecto para el Estado.

La propuesta del diputado es derogar la ley actual con sólo 18 artículos, para crear una nueva denominada, Ley Psique con 140 artículos, pues la estadística de trastornos por ansiedad, depresión y esquizofrenia encienden focos rojos en Jalisco, y vuelven necesaria la legislación.

“Según el INEGI, el 61.5% de los pacientes con depresión y el 68.9% con ansiedad no reciben tratamiento no farmacológico y psicoterapéutico, se contempla que los enfermos mentales vivan entre cinco y 10 años menos de su expectativa promedia de vida. A pesar del grave problema de la salud mental en el mundo, en México y en Jalisco autoridades de todos los niveles llevan a cabo acciones, pero resultan insuficientes y son alarmantes las cifras”.

Recordó que el Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme) sólo recibió para este año 116 millones de pesos, que no llegan al 1% del presupuesto asignado a la Secretaría de Salud Jalisco.

Fotografía: Cortesía.

La iniciativa contempla que se incluya en los planes de estudio de educación básica asignaturas relacionadas con la salud mental, promover la calidad y el acceso a estos servicios, capacitación a docentes para atención en casos de emergencia, instalar módulos en municipios, regular centros integrales, entre otros.

Sin embargo, el diputado dijo que la propuesta deja de lado contemplar en la ley un porcentaje de presupuesto obligatorio a este tema, ante la saturación que han reportado estos servicios en el Estado por la falta de personal.

“No se contempla el presupuesto que se le debe de otorgar, lo que sí hago mención es que muy bajo el presupuesto que se le otorga a salud mental, y que más del 60% de los pacientes no recibe tratamiento, por la cual es evidente que queda en completa desventaja, será algo que una vez que se le dé un marco jurídico a la salud mental y al tratamiento de salud mental, se tendrá que negociar debidamente el presupuesto”.

Para conocer las necesidades de las instituciones destinadas a la salud mental, dijo que pretender realizar mesas de trabajo.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here