vencer al Covid-19
Fotografía: Coordinación de Desarrollo Social
Guadalajara, Jalisco.

Aunque todavía no se reporta de manera oficial a la Federación la presencia de casos de hepatitis aguda grave infantil en México, la población debe estar preparada y tomar las medidas necesarias para evitar en lo posible el contagio de esta enfermedad de origen desconocido.

En el Comité de Vigilancia Epidemiológica no existe todavía este reporte de los cuatro casos notificados en Nuevo León, ya que se encuentran todavía en estudio de otros patógenos que provocan daño hepático.

El infectólogo e investigador del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Héctor Raúl Pérez Gómez, explica que en poco más de 80 niños que se han infectado han detectado el adenovirus como la posible causa, pero en el resto de los casos no hay rastro de que lo origina:

“Extremar medidas en el manejo de alimentos, en la preparación de alimentos. Segundo, evitar que nuestros niños tengan contacto con enfermos de las vías respiratorias porque los Adenovirus también se pueden transmitir por la vía respiratoria”.

También recomendó que los niños tengan sus esquemas de vacunación completo.

Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay poco más de 400 casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido, lo que alarma al organismo internacional es que esta hepatitis está provocando la urgencia de un trasplante hepático de emergencia, explica Pérez Gómez:

“Algo que preocupa mucho es la gravedad con la que se están presentando algunos de estos pequeños, alrededor del 10 por ciento están teniendo hepatitis fulminante o hepatitis híper aguda, así las conocemos cuando tienen una forma de presentación muy grave, y de hecho ha habido necesidad de 20 trasplantes hepáticos urgentes en aras de salvar la vida de los pequeños que han tenido mayor gravedad de esta enfermedad, son las características más importantes que debemos destacar de estos casos: su gravedad”.

La gravedad la alcanzan los niños contagiados en menos de 10 días.

Especialistas coinciden que no hay sistema de salud que aguante una demanda de estos trasplantes, ni donaciones ni órganos suficientes y mucho menos especialistas capacitados para hacer la operación por ejemplo de vivo relacionado, por lo menos en México, donde este país cuenta con menos de cinco médicos que podrían hacer esta cirugía por ser extremadamente compleja.

Hasta el momento han muerto más de 10 niños en el mundo por este tipo de hepatitis. La mayoría en Estados Unidos. Esta enfermedad es de notificación inmediata por parte de todo el sector salud luego del aviso epidemiológico que emitió la Secretaría de Salud federal hace varias semanas.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here