vacunas
Fotografía: Coordinación de Desarrollo Social
Guadalajara, Jalisco.

En México no existe un riesgo de que la polio se propague de manera importante, podrían presentarse casos aislados sobre todo contagiados en otros países, gracias a la vacunación contra esta enfermedad desde 1956, asevera el director en gerencia de políticas públicas de la Secretaría de Salud, Ángel Nuño Bonales.

“Porque podemos estar tranquilos en este sentido en Jalisco y en México, recordemos que el programa nacional de vacunación ha incluído ambas vacunas y la vacuna que ha estado desde 1956 ininterrumpidamente aplicándose en los esquemas de pentavalente, hexavalente nos cubren suficiente para cualquier exposición de riesgo de este sentido”.

Por esta razón, el también especialista en Salud Pública, llama a los padres de familia a tener completo el esquema de vacunación:

“Mantener nuestro esquema de vacunación de hexavalente en los niños, ya como somos adultos ya no tenemos que vacunarnos, solamente a los niños a través de la vacuna hexavalente, tantos años de haber tenido esta vacuna en México nos permite una inmunidad generalizada que nos evita el riesgo de generar cadenas de transmisión, número dos, el sistema de salud está siendo fortalecido en cuanto a este aviso preventivo y tenemos el reforzamiento de los sistemas de vigilancia epidemiológica”.

El biológico que contiene la protección contra la polio es la hexavalente, que se aplica a los bebés de 2, 4, 6 y 18 meses de edad y en caso de no tener el esquema completo se puede acudir a su unidad de salud y recuperar esta protección sobre todo en los menores de cinco años. Esta vacuna no es para adultos.

La polio se transmite por la vía fecal-oral, no hay tratamiento, pero si hay vacuna. Los síntomas que pueden presentar son dolor de cabeza, vómito cansancio, rigidez en el cuello y dolores en las articulaciones de las piernas.

El fin de semana pasado se notificó el primer caso de polio luego de más de una década en Estados Unidos de no presentarse. En el país, el último caso de polio se registró en 1990 en el municipio de Tomatlán, Jalisco.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here