Fotografía: Ignacio Pérez Vega.
Guadalajara, Jalisco.

Ante la denuncia pública hecha por habitantes de los Pueblos de la Barranca, de que el basurero de Picachos tiene una fuga de lixiviados que van a dar al río Milpillas, en Zapopan, la regidora de Morena, Karla Díaz, advirtió que en ese tiradero no puede autorizarse la construcción de dos celdas nuevas para depositar más basura.

Previo a cualquier autorización para ampliar el tiradero, el Ayuntamiento de Zapopan tiene que garantizar que los jugos tóxicos de la basura no van a contaminar los cuerpos de agua que corren por el municipio, advirtió Karla Díaz, quien preside la Comisión de Atención y Seguimiento al Cambio Climático.

“He escuchado de una inversión millonaria para generar una nueva celda. Para mí, es inadmisible una nueva celda si no se asegura, primero, la afectación cero al río Milpilllas y a los habitantes de la zona y es urgente que como municipio apostemos por la reducción de desechos que se depositan en Picachos, por lo que en la próxima sesión de Cabildo estaré promoviendo un punto de acuerdo con el fin de propiciar el correcto manejo y destino final de los residuos, así como la atención inmediata para evitar cualquier filtración de lixiviados”, expresó.

El gobierno de Jalisco y el Ayuntamiento de Guadalajara anunciaron hace algunas semanas que se van a invertir por lo menos 70 millones de pesos para construir las celdas 6 y 7, a fin de poder recibir más desechos de los municipios de Guadalajara, Tonalá, Tlajomulco y El Salto.

La celda 5 es la que está abierta, pero ya tiene riesgo de llegar al tope.

“Fíjate que algunos habitantes de la zona, así como empleados de Aseo Público, me han mencionado que están llegando tráileres con desechos provenientes de otro municipio de la zona metropolitana y que actualmente, en Picachos se está depositando el doble de residuos de los que realmente recibían de Zapopan y es completamente inaceptable que los zapopanos estemos pagando con nuestro patrimonio la falta de estrategia para resolver el problema del destino final de residuos de la zona metropolitana”, subrayó.

El alcalde de Zapopan, Juan José Frangie, ha dicho en repetidas ocasiones que en Picachos no hay fuga de lixiviados. Sin embargo, los videos y fotografías muestran otra realidad.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here