Fotografía: EFE/ José Méndez.
Ciudad de México, México.

Andrés Manuel López Obrador negó este lunes que la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, en inglés) haya tenido “injerencia directa” en la captura el viernes del capo Rafael Caro Quintero, y afirmó que aún no sabe cuánto tardará su extradición a Estados Unidos.

“En el caso de la participación de la DEA, como lo señaló el embajador de Estados Unidos (en México, Ken Salazar), no tuvieron injerencia directa”, afirmó el mandatario durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

López Obrador aclaró que la agencia antidrogas no proporcionó tampoco información sobre la ubicación del capo mexicano, el más buscado por la DEA de Estados Unidos por ser presunto responsable del asesinato de su agente Enrique “Kiki” Camarena en 1985.

“Se pide información en algunos casos, en este no”, apuntó, aunque dijo que a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) habían solicitado cooperación a la agencia estadounidense, pero no se llevó a cabo.

Ante la pregunta expresa sobre si la DEA había ubicado a Caro Quintero, el presidente fue enfático: “No, no, no y mucho menos (participaron) elementos (de la DEA), ya no es como antes”.

El mandatario mexicano se refirió así a la información que dio el sábado la directora de la agencia, Anne Milgram, en una carta dirigida a sus empleados en donde aseguró que “el increíble equipo de la DEA en México” había trabajado en colaboración con las autoridades mexicanas para arrestar a Caro Quintero.

“Son informaciones no veraces, pero afortunadamente el embajador aclaró. Creo que la directora de la DEA hizo una declaración y eso fue lo que originó la versión de que habían participado y la información que me transmitió el almirante (de la Marina) fue en el sentido de que no hubo esa participación”, insistió López Obrador.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here