Presidente de México dice que su Gobierno no pactará con la delincuencia
Fotografía: EFE - Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este sábado que su Gobierno no pactará con la delincuencia ni se dejará intimidar y actuará para evitar atentados como el ocurrido contra el jefe de la Policía de Ciudad de México.

“No vamos a hacer ningún acuerdo con la delincuencia organizada, como era antes; hay una frontera, hay un limite, una línea pintada”, apuntó el presidente mexicano en un mensaje divulgado en su cuenta de redes sociales.

El mandatario señaló que en su Gobierno “no le vamos a declarar la guerra a nadie, no vamos a usar esas balandronadas, tampoco vamos a violar los derechos humanos, no se van a permitir masacres, pero sí vamos a actuar y evitar que se cometan estos atentados”.

El jefe de la Policía de Ciudad de México, Omar García Harfush, resultó herido y ya se recupera satisfactoriamente del atentado en su contra del viernes, en el que fallecieron dos de sus escoltas y una mujer que pasaba con su familia en un automóvil en el momento de la agresión.

Señaló que ahora en lugar de espiar a opositores, el Gobierno utiliza el aparato de inteligencia para prevenir ataques como el sucedido contra el jefe de la Policía de la Ciudad de México, quien por eso tenia un vehículo “más resistente, para enfrentar cualquier agresión y andaba más atento, más precavido”.

Las autoridades mexicanas han detenido a 19 personas en relación con este atentado, mismo que atribuyen al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más violentos del país.

López Obrador dejó en claro que “una cosas es la autoridad y otra la delincuencia, ojalá que se entienda” al reconocer que “tenemos miedo, como todos los seres humanos”, aunque hay una diferencia importante: “no somos cobardes”.

El presidente aseguró que en el caso de la violencia, “estamos aplicados” y se atienden las causas y garantizó que continuará hasta que se pueda conseguir la paz y la tranquilidad con rectitud y llamando a todos a portarse bien para lograr una sociedad mejor.

López Obrador apuntó que lo primero es que los jóvenes no se vean en la necesidad de tomar el camino de las conductas antisociales, para lo cual deben tener oportunidades de estudio y de trabajo. para quitarle “bases de apoyo a los delincuentes” y que no se fomente el sicariato.

Manifestó su confianza en que la situación en el país tiene que mejorar y señaló que su gobierno trabaja para atender a los jóvenes y les extiende la mano para que tengan posibilidades de trabajo y se vean obligados a tomar el camino de la delincuencia.

El mandatario comentó que además del atentado contra el jefe de la Policía, la semana resultó difícil por la pandemia de coronavirus y el sismo de magnitud 7,4 del pasado martes.

Esta semana fue difícil porque no solo seguimos con la pandemia, que afortunadamente va bajando, poco, pero bajando; tambien enfrentamos el temblor, el sismo, se perdieron vidas humanas, no fueron tan graves los daños”, agregó.