Ciudad de México, México.

El paulatino aumento de las tasas de interés y la estrategia común de los bancos centrales para encarar la inflación están convirtiendo en una pesadilla el sueño de muchos latinoamericanos de tener vivienda propia, un lujo que parece reservado sólo a quienes tienen suficientes ingresos para cubrir créditos elevados.

La subida de las tasas de interés se presenta en un contexto marcado por fuertes aumentos de los tipos decretados por la Reserva Federal de Estados Unidos con el propósito de reducir el consumo y, por ende, la inflación, aunque todavía no se habla de una burbuja inmobiliaria como la que produjo la última crisis financiera de comienzos de siglo.

-Créditos han disminuido un 42 % en México-

México no es la excepción. Su banco central también ha subido los intereses, que se encuentran en 7,75 %, en medio de una inflación del 7,6 %.

Según Gabriela Siller, directora de Análisis Económico del Grupo Financiero Base, las tasas de la economía siguen la misma dinámica que los tipos de referencia que dicta el Banco Central mexicano, por lo cual si la tasa de referencia sube, las de crédito también.

“Aquí la recomendación para quien quiera comprar una casa es que lo tome (el crédito) cuanto antes porque seguro seguirán subiendo y se van a mantener altas las tasas”, agregó Siller.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda, hasta el primer trimestre de este año los créditos hipotecarios han disminuido 42 % con respecto al mismo mes de 2021.

Fotografía: EFE/Isaac Esquivel.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here