Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Aunque en semanas pasadas, el Servicio Médico Forense (Semefo) llamó a policías estatales para retirar a madres de desaparecidos que realizaban una manifestación al interior por el incumplimiento en la entrega de dos cuerpos ya reconocidos, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, aseguró que en esa institución hay un trato “respetuoso y una gran comunicación con las familias de las víctimas”.

El mandatario también dijo desconocer el hecho, donde se enviaron a estos elementos y patrullas, cuyos ocupantes incluso amenazaron a las madres de desaparecidos con detenerlas, luego de su protesta generada porque, pese a tener una cita al mediodía para la entrega de los cuerpos de sus hijos, a las 4 de la tarde les dijeron que sería hasta el día siguiente.

“No tengo reporte en ese sentido, con mucho gusto igual les damos la información que tengamos, pero son cosas que a veces tienen un manejo no necesariamente apegado a lo que sucedió, pero con mucho gusto les doy información, no tengo ningún reporte al respecto ni la Mesa de Seguridad tiene ningún reporte al respecto. La verdad es que en (el Instituto Jalisciense de) Ciencias Forenses hay siempre un trato respetuoso, hay una gran comunicación con las familias de las víctimas”.

Posteriormente, el área de Comunicación Social envió a este medio de comunicación un escueto comunicado que no explicó nada sobre lo sucedido, sólo que se siguieron los protocolos de seguridad del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) por el ingreso de 20 mujeres y se informó a la Comisaría de Inspección General de Custodia de Instalaciones Vitales, pero sólo sostuvieron un diálogo con las mujeres y se retiraron sin ninguna confrontación.

El desconocimiento de lo sucedido por parte del gobernador ocurre pese a que, al inicio de su administración, se comprometió a que el tema de desaparecidos lo atendería personalmente.

Las familias de desaparecidos contradicen el buen trato y la “buena” comunicación que, según Alfaro Ramírez, se mantiene en el Semefo. Al contrario, exhiben que son parte de las negligencias por parte del personal y aseguran que la tardanza en la entrega de sus familiares, a pesar de tenerlos ya identificados, es una constante.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here