Guadalajara, Jalisco.

El Gobernador del Estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, anunció que la tarifa del transporte público de 9.50 pesos no aumentará en lo que resta de la actual administración.

Para no colapsar el sistema, se creará en el presupuesto del próximo año el Fondo de Apoyo para los Usuarios del Transporte Público con 500 millones de pesos para subsidiar con 50 centavos la tarifa y amortiguar el impacto inflacionario en la cartera de la gente.

Estos recursos del subsidio van a salir del Fondo de Apoyo para los Usuarios del Transporte Público provenientes de ahorros, reorganización y parte de recursos del programa de fotomultas.

El gobernador confía en el apoyo del Congreso para aprobar las medidas en el presupuesto 2023 y la estadía de este fondo.

“Este fondo será financiado con un nuevo apretón del presupuesto en materia de austeridad, con una reorganización integral del gasto público y con la asignación de parte de los recursos del programa de fotomultas”.

Esta decisión se toma en un momento de inflación que se siente en los alimentos, en la ropa, en la vivienda, pero también se siente como presión sobre los servicios que se prestan en el estado.

El Gobernador anunció que el próximo año quedará la renovación completa de las unidades del transporte público, una de las apuestas más importantes de este gobierno que está por concretarse en su totalidad, por lo que aseguró que en 2023 no habrá ningún autobús fuera de norma en el Área Metropolitana de Guadalajara. Asimismo, la agenda de transformación del sistema continúa en las ciudades medias como Lagos de Moreno, Puerto Vallarta, Tepatitlán y Zapotlán el Grande.

Dijo que en Jalisco estamos construyendo el sistema de transporte que nos merecemos para convertirnos en un ejemplo latinoamericano por la calidad del servicio.

Al recuperar la rectoría del sistema ha garantizado que el transporte público sea un servicio antes que un negocio.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here