Foto: Héctor N.

Guadalajara, Jalisco.

“La literatura se vuelve clásica cuando despierta en la gente un sentimiento de estar ordenando el mundo, y la magia de la literatura sucede en manos de cada persona que lee”, fueron algunas de las conclusiones que a lo largo de sus 70 años ha descifrado el escritor mexicano, Alberto Ruy Sánchez y que compartió en conversación con los clubes de lectura que organiza la librería Carlos Fuentes.

Ruy Sánchez es autor de cerca de treinta libros de ensayo, poesía, cuento y novela quien confesó que hay dos hechos importantes en donde nació su amor por contar historias, la primera lo remonta a su infancia en donde cada navidad se reunían todos en familia a inventar historias y la mejor de ellas se llevaba un regalo, ahí entendió que disfrutaba más el viaje, la travesía, y no tanto los finales; y la segunda, culpa a su ahora esposa Margarita de Orellana, quien al ser novios ella tenía un conocimiento cultural importante, entonces para intentar estar a la par de ella, este comenzó a documentarse de todos los temas posibles y comenzó a ‘devorar’ libros.

“Ella me enseñó a leer muchas de las injusticias inmediatas que en la gente era común, porque algo que ahora se escuchan como una barbaridad hace 42 años, en 1970, mucha gente lo vivía como algo normal”, nos cuenta.

El autor de libros como ‘Los nombres del aire’ y ‘En los labios del agua’, señala que lo más importante de ser escritor, o al menos lo que más le importaba a él, era poder encontrar su propia voz y que para eso hay que callarse y escuchar.

El nacido en la CDMX afirmó que su única intención como contador de historias es crear en el lector una sensación de placer para quedarse, puesto que la lectura apela a todos los sentidos y las historias deben de excitar cada uno de los cinco sentidos, esa es la misión de cada uno de sus libros.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here