Airbus
Fotografía: Christophe Aschambault - AFP
Berlín, Alemania.

El consorcio aeronáutico europeo Airbus estudia llevar a los tribunales al Gobierno alemán por la decisión de Berlín de congelar las exportaciones de armamento a Arabia Saudí a raíz del asesinato del periodista Jamal Kashoggi, según publica este viernes el semanario alemán “Der Spiegel”.

Airbus estudia recurrir la medida, que afecta a una partida de helicópteros y a un sistema de protección fronterizo que Riad ya había adquirido por varios miles de millones de euros antes de la muerte de Kashoggi en la embajada de Arabia Saudí en Estambul y cuya venta Berlín había autorizado.

La empresa considera que esta exportación es totalmente legítima, al no tratarse estrictamente de armamento. Según Riad, los helicópteros son para controlar las corrientes de peregrinos a la Meca y el sistema fronterizo estaba incluido dentro de un paquete de seguridad.

El responsable de la división de Defensa y Espacio de Airbus, Dirk Hoke, criticó en la revista la postura del Ejecutivo alemán: “La conducta del Gobierno federal fuerza a Airbus a no poder cumplir contratos en firme con clientes”.

Esta decisión “no sólo es dañina para el negocio, sino que tampoco es razonable para un accionista de Airbus como el Gobierno alemán”, señaló.

La decisión de Berlín tiene consecuencias financieras para Airbus: el consorcio europeo ha anunciado para el primer trimestre una provisión para créditos de cobro dudoso.

Tras el asesinato de Kashoggi, presuntamente ordenado por Riad, la canciller alemana, Angela Merkel, decidió congelar la exportación de armas a Arabia Saudí por seis meses, un paso que prolongó posteriormente con algunos cambios.

Se permitió -bajo la presión de París y Londres- que empresas alemanas siguiesen exportando componentes a socios europeos para el montaje de una partida de cazas Eurofighter adquiridos por Arabia Saudí, pero Berlín ha prohibido que los aviones, una vez completados, sean enviados a su comprador.