mujeres violentadas
Fotografía: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni / Archivo
Guadalajara, Jalisco. 

Amnistía Internacional (AI) impulsa una Acción Urgente a nivel mundial para pedir al Gobierno Federal garantizar el financiamiento a todos los programas que atienden a las mujeres violentadas y continúen su operatividad.

La Acción Urgente cuenta con el apoyo de Equis Justicia para las Mujeres (EQUIS), la Red Nacional de Refugios (RNR) y la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena y Afroamericana (CAMIs). El objetivo es que la sociedad envié mensajes a través de redes sociales a la autoridad federal para que priorice los programas de mujeres víctimas de violencia en México.

Ante la falta de claridad a una petición internacional y de organismos civiles sobre los recurso en el tema, en el que, al día de hoy señala AI que el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) destinó la cantidad de 8.5 millones de pesos, de un total de 30 millones que se requieren para que las 35 la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena y Afroamericana existentes en regiones indígenas, puedan dar respuesta a la demanda creciente de las mujeres indígenas que enfrentan violencia de género, acceso a la salud sexual y reproductiva, y especialmente atención a mujeres embarazadas. 

“A la fecha, no ha sido posible tener otra reunión con las autoridades de la Secretaría de Gobernación, pese a que en el encuentro con su titular, del 22 de mayo de 2020, se acordó hacer reuniones mensuales para dar seguimiento al tema” expone Amnistía Internacional.

Señala que por medio de la acción urgente miles de personas en todo el mundo podrán enviar cartas y mensajes de correo electrónico a la Secretaría de Gobernación, solicitando que se dé prioridad a la protección de los derechos de las mujeres, se garanticen recursos para las CAMIs y otros programas destinados a atender a las mujeres que viven violencia durante la pandemia y a lo largo de todo el año 2020.

 

Isaura López Villalobos