Fotografía: CUARTOSCURO
Guadalajara, Jalisco.

Por la extinción del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios se avecina un incremento en los impuestos y un recorte en el gasto público para el siguiente año de continuar la contingencia, advirtió el académico de la Universidad Panamericana, Israel Macías.

El Jefe de la Academia de Economía de la UP explicó que se trata de un fondo de emergencia que se nutre de excedentes de la venta de petróleo, cuyo fin es amortiguar una crisis y que en dos años ha sido agotado.

“El detalle es que dicho fondo prácticamente se lo han acabado, se lo ha acabado el presidente López Obrador en apenas dos años y están francamente usando los últimos recursos de dicho fondo este año, es decir la mitad se lo acabaron el año pasado, incluso en un contexto donde no había ningún tipo de crisis, ni ningún problema de tipo económico y simplemente por la caída de la actividad económica y la baja en la recaudación pues al gobierno federal se le hizo fácil recurrir a ese fondo”.

El especialista indicó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibió el fondo de emergencia con 300 mil millones de pesos y 124 mil millones se ejercieron en 2019; del restante, 176 mil millones se ha hecho uso en el presente año.

Lo atribuyó a una mala maniobra para “cuadrar sus cuentas” entre la caída de los ingresos y sostener sus megaproyectos: la Refinería Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya.

El académico de la UP expuso que la extinción del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios debería reflejarse en el Proyecto del Paquete Económico de la Federación del 2021, si se hacen cuentas conforme a la realidad. De lo contrario se harán maromas financieras para ocultar el problema.

Georgina García Solís