Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco.

Unos 300 locatarios del Mercado Libertad o conocido como San Juan de Dios se nueva cuenta se ven afectados en sus productos de venta, principalmente quienes fueron reubicados tras el incendio de marzo pasado en la calle Alfareros y Dionisio Rodríguez, un lugar que cada año se inunda.

La creciente, platican, fue de unos 25 centímetros arrastrando dulces, artesanías, cinturones, carteras, veladoras y de santería, platica José quien vende algunos de estos productos.

“Se nos mojaron todas las santas, las veladoras, los inciensos, un fracaso total de pérdidas para todos. No nos han dicho nada, no sabemos para cuando nos van a entregar o nos van a meter en el local, de por si las ventas son muy malas y con esto nos va afectar más”.

Mientras que Johan Alejandro, lamenta que, a dos meses y medio del incendio, aún no tengan en donde resguardar sus artículos.

“Tuvimos afectaciones importantes se nos mojó, la mayoría de dulces que teníamos guardados en cajas adentro, lo teníamos arriba de tablones porque sabíamos que con las lluvias nos veríamos afectados, estamos en una zona donde se levanta el agua bastante se inunda, pero superó las expectativas”.

Los locatarios del Mercado San Juan de Dios aún no se recuperan del incendio del 31 de marzo pasado, y ahora con las lluvias la afectación económica es mayor, sin que a la fecha tengan algún tipo de apoyo o les informen para cuando regresarán a sus espacios.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here