Fotografía: María Ramírez Blanco.
Guadalajara, Jalisco.

El Aeropuerto Internacional de Guadalajara, informó contar con 12 aves: aguilillas de Harris, halcón aplomado y peregrino, para el control de fauna en los alrededores de la zona y así evitar accidentes como el del pasado 28 de junio, en el que un ave entró a la turbina de un avión de Aeroméxico, y ocasionó que la tripulación y pasajeros tuvieran que regresar de manera inmediata.

Osvaldo Callo, trabajador del Aeropuerto y encargado del aviario, comentó:

“Tenemos tres turnos, y cada turno tiene sus halcones trabajados para sobrevolar, por ejemplo en el turno de la mañana se vuela entre 1 a 3 aves; el otro turno también ya tiene sus halcones entrenados para los siguientes vuelos. Tenemos tres-cuatro halcones por turnos para volar y alcanzar todos los horarios”.

Fotografía: María Ramírez Blanco.

El encargado del centro de salvamento y extinción de incendios del aeropuerto, Eduardo Rodríguez Vázquez aseguró que todavía no se determina la causa del accidente.

“Estos accidentes no son frecuentes, el aeropuerto implementa también medidas para evitarlos. En el caso pudo haber pasado una ingesta del motor, eso todavía no se define tiene que investigarse. La verdad no son tan frecuentes este fue un caso muy especial”.

Rodríguez Vázquez refirió que existen tres tipos de alertas: la que presenta alguna situación anómala, pero no se confirma una falla, las cuales pasan una a dos por mes; la alerta en la que sí se confirma una falla, como el ocurrido con Aeroméxico, y llegan a recibir entre cinco y seis por año; y desastres, el último registro en esta categoría fue hace tres años, sin lesionados pero sí con daños en el avión.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here