Temacapulín
Fotografía: Henry Saldaña
Guadalajara, Jalisco.

Los pobladores de las comunidades que resultarían afectadas por la eventual puesta en marcha de la Presa el Zapotillo advirtieron que no acudirán a la reunión con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, si el diálogo programado para este sábado se realiza en el sitio donde se encuentra ese megaproyecto y no en las poblaciones de Temacapulín, Acasico o Palmarejo.

María González, coordinadora del Área de Defensa de Territorio del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), llamó al Ejecutivo federal a reconsiderar el diálogo en los sitios que están amenazados por ser inundados.

Gabriel Espinoza, vocero de los pueblos afectados, señaló que, si se plantea recuperar la inversión, se realice una auditoría técnica y financiera al proyecto para que se recuperen los recursos, pero que también se castigue a los responsables del derroche de dinero público que se utilizó en la obra.

Los ciudadanos exigieron que se cumpla lo dicho en las reuniones que han sostenido con el Presidente de la República, donde éste ha dado la palabra de no continuar con la obra si no tiene el consenso de las comunidades afectadas.

Finalmente, insistieron en que la presa no es la solución para mejorar el abasto de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara, ya que el avance de la obra no llega ni a la mitad, como lo mencionan las autoridades, por lo que sugieren que se apueste a una mejora en la gestión del líquido.

Henry Saldaña