Hermosillo (México) y Buenos Aires, lideran la lucha climática en Latinoamérica
Fotografía: EFE/Sofía Terrile/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Durante la actual temporada invernal, se calcula que, en el Área Metropolitana de Guadalajara, se pueden presentar alrededor de 30 precontingencias y contingencias ambientales a causa de la mala calidad del aire. El periodo más crítico se presenta a finales de noviembre y hasta finales de febrero.

Por ello, investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) piden a los ayuntamientos y al Gobierno de Jalisco que tomen medidas para prevenir y atender los efectos que esto puede generar en la salud.

También hacen un llamado a las familias para que protejan a los niños menores de 10 años de edad, a los adultos mayores y a quienes padecen enfermedades crónicas de las vías respiratorias, sobre todo en los horarios que se presentan las inversiones térmicas: entre las 7 y las 10 de la mañana y las 19 y las 22 horas.

Hermes Ulises Ramírez Sánchez, investigador del Departamento de Física del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y experto en el tema, precisó que en el invierno 2020-2021 hubo 26 días con mala calidad del aire, cuando se superan los 120 puntos IMECA, por espacio de dos horas.

Las zonas de mayor riesgo ambiental se ubican al Sur de la ciudad.

“Pues obviamente es todo el cuadrante Sur-Sureste de la ciudad, llámese Miravalle, Las Pintas, Santa Fe, Tlaquepaque y Tonalá, son las regiones en donde tenemos precisamente la presencia de los contaminantes con mayor frecuencia y eso también va a depender de la temporada del año”, precisó.

El académico dijo que, con la pandemia, los días con mayor contaminación se redujeron, pero este año la cifra podría repuntar al reactivarse casi todos los sectores de la economía y las clases presenciales al 100 por ciento.

Por su parte, Aída Fajardo Montiel, profesora de la maestría en Ingeniería del Agua y la Energía CUTonalá, alertó sobre las afectaciones que puede generar en la salud de las personas los días con mayor contaminación de la atmósfera, por lo que deben evitarse actividades físicas al aire libre, por las mañanas y al caer la tarde.

“Cuando tenemos la etapa en color amarillo, que es una precontingerncia ambiental, evitar realizar cualquier tipo de quemas o fogatas, cualquier combustión a cielo abierto. Tratar de reducir las actividades al aire libre, compartir el auto también es una buena opción y asegurarnos que nuestro auto esté bien afinado, comer alimentos saludables y mantenernos muy, muy hidratados”, afirmó.

El récord negativo de mala calidad del aire se registró un día de navidad, el 25 de diciembre de 2018, cuando en la estación atmosférica Las Pintas hubo 324 Imecas, sobre todo por el uso de pirotecnia, la quema de llantas y muebles viejos, así como el uso excesivo del vehículo.

Por ello, se pide que, en estas fiestas de fin de año, las familias sean responsables y no incurran en esta quema de objetos que contaminan en forma grave el aire de la ciudad.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here