Romería
Fotografía: Iván de León
Guadalajara, Jalisco.

Saldo blanco dan a conocer las autoridades municipales al término de la edición 287 de la Romería, que, a pesar la solicitud que se hizo de observarla desde casa, registró la presencia de cinco mil 650 personas en el municipio de Zapopan.

Ellos fueron quienes siguieron el paso de la Virgen en su carruaje, mientras que dos mil 100 servidores públicos formaron parte del operativo de seguridad. Así lo informó el alcalde Juan José Frangie, quien agradeció a la mayor parte de la población por no haber asistido al tradicional acto religioso.

El munícipe detalló que el único evento extraordinario fue el de un contingente de 400 personas que avanzaba por la Avenida Ávila Camacho e intentaba llegar a la Basílica, pero fue dispersado.

Respecto al comercio informal, se informó de un decomiso de materiales como tablones, dos puestos y material eléctrico, conocido como “diablitos”.

Además, se apercibió a seis comercios establecidos por no contar con permiso para operar durante la Romería. Al mediodía ya se habían levantado las restricciones en el polígono del Centro Histórico. La ley seca se habilitó sólo en establecimientos que venden bebidas alcohólicas para llevar, por lo que los restaurantes siempre pudieron ofrecerlas.

A pesar de la gran ausencia de personas, sólo en Guadalajara se reportaron más de 10 toneladas de basura, sólo en el primer cuadro de la ciudad, según detalló el comandante Sergio Ramírez López.

Finalmente, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, dijo que espera que el próximo año pueda realizarse de manera presencial, al referirse a la película “La llevada y la traída”, una producción presentada en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) que documenta este evento, declarado por la Unesco como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here