Víctor Torres, Beto Mendoza y Alejandro Rodríguez.
Guadalajara, Jalisco.

Alejandro Rodríguez, Beto Mendoza y Víctor Torres pertenecen a diferentes agrupaciones. Son actores, creativos y directores, que llevan el teatro a los barrios, parques y calles.

A raíz de la pandemia y la falta de recursos económicos, decidieron salir de lo convencional, creando y adaptando montajes para espacios urbanos. Beto Mendoza, integrante de TRES Producción Creativa, comentó:

“Empezamos a notar que había un público muy específico en el espacio público, que a veces no podemos encontrar en el teatro o en un foro alterno. Entonces, ¿cómo complementamos nuestro quehacer artístico? A través de la experimentación con este público”.

Dependiendo del lugar, la interacción con las personas cambia. Alejandro, director de Paralelo Teatro, explicó que en esos espacios existe un acuerdo entre el público y los artistas. Sobre lo que sucede en las calles, Víctor Torres, puntualizó:

“Quienes asisten al teatro tienen una intención, tienen la disposición de dedicar una hora, dos horas, a un producto artístico. Cuando nos encontramos en la calle, regularmente son transeúntes o personas que suelen visitar estos espacios públicos que no necesariamente tienen esa intención. Creo que uno de los retos más grandes en cuestión de creación ha sido, precisamente, habitar esos espacios públicos, conocer las personas que transitan, que están ahí y poder conocer de qué manera podemos conectar con ellos”.

Otro de los desafíos que enfrentan es lograr que una misma obra sea vista por niños, jóvenes y adultos. Mendoza recordó una de las experiencias que marcó su trayectoria:

“Una de mis anécdotas sería un proceso creativo que tuvimos en el Parque Morelos, como era constante nuestro trabajo ahí…era tres veces a la semana, cuatro veces a la semana, la gente que realmente habita el Parque Morelos ya nos conocía. Entonces, pasaba muchas veces un señor en silla de ruedas y se ponía a bailar con nosotros, se movía en su silla de ruedas, ese tipo de detalles fueron los que nos motivaron a seguir estando ahí”, explicó Beto Mendoza

Rodríguez habló de su trabajo como titiritero en comunidades indígenas de la Sierra Huichola en Nayarit, afirmó que fue enriquecedor a nivel personal y profesional:

“Justo la tesis de la compañía donde trabajaba era el rescate y la preservación de la tradición oral. Entonces es muy diferente como responden o como es la interacción con los niños en la sierra, como están menos… no quiero decir contaminados, pero su capacidad de sorpresa es más mágica, por el espacio en el que viven, su contexto. Entonces era muy bello poder trabajar y compartir con ellos, porque al mismo tiempo ellos te compartían su visión del mundo”.

Actualmente, TRES Producción Creativa está desarrollando el proyecto “DisTRIto Público”, conformado por tres triadas y un dueto, que se preparan en un espacio definido: el Parque Solidaridad, Chapultepec y Chapalita. Además, es una plataforma que promueve la creación, gestión y producción.

Finalmente, Torres explicó cómo se transformó su perspectiva, a partir de la exploración de otras formas de hacer teatro: “Nos ha configurado de una manera distinta, la cuestión de siempre pensar la danza o el teatro en un espacio cerrado, en un espacio con duela, donde solamente puedes acceder teniendo algún recurso; y ahora vemos en las creaciones que realizamos en el espacio público, que no necesitamos más que nuestra ropa de trabajo, una bocina y nuestras mentes creativas”.

Isabel Reyes