lluvias
Fotografía: EFE/Kimimasa Mayama/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Para los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, hablar de 2021 significa recortes, tandeos y escasez de agua. Por más de cuatro meses, decenas de colonias se quedaron sin una gota. Sin embargo, para este año, académicos de la Universidad Panamericana (UP) en Guadalajara informaron que se pronostica un incremento de 65% en el temporal de lluvias, lo que significa que las presas y los acuíferos captarán una mayor cantidad de agua.

El año pasado, las autoridades estatales y municipales incentivaron a la población a cuidar el agua. Se tuvo conocimiento de que había escasez o que ésta salía sucia porque las personas alzaron la voz, pero nunca se tuvo una postura del sector privado, de las empresas que cuentan con una concesión para extraer litros y litros de agua en Jalisco; es decir, ¿también resintieron la escasez de agua? ¿Y a qué nivel? ¿Presentaron pérdidas al no lograr producir lo mismo que en años pasados?

A la fecha no existe respuesta a esto. En teoría, las empresas tienen permitido sustraer una cantidad de agua al año, pero nadie sabe si sustraen más; es decir, si toman agua que le pertenece a la ciudadanía.

“Desafortunadamente, Conagua no cuenta con los inspectores suficientes para verificar que efectivamente estén usando el volumen de agua que tienen derecho. Ya no digamos que usen menos, cuidar que no usen demás. La autoridad federal está muy mermada, ha habido demasiados recortes presupuestales y no cuentan con el personal requerido para ello”.

Los académicos puntualizan que las empresas deben hacer conciencia sobre el tema y tomar sólo el agua que les corresponde, además de aportar de sus caudales a la población en tiempos de crisis.

También subrayan que la institución encargada del suministro del agua en la metrópoli: el SIAPA, no logra solucionar estos problemas debido a una baja recaudación.

“Ahorita SIAPA está en un círculo vicioso; entre SIAPA y ciudadanos, porque nos quejamos de que no se tiene la calidad requerida en unas zonas, pero platicando con una persona de SIAPA nos decía que las tarifas no alcanzan para surtir equipos y renovar infraestructura. Aparte, la energía eléctrica y los químicos están muy volátiles y las tarifas que están cobrando no nos alcanza”.

De las posibles soluciones para atacar los problemas que se viven son: la disminución de consumo, la reparación de fugas y la captación de agua de lluvia.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here