Fotografía: Isaura López Villalobos.
Guadalajara, Jalisco.

El abuso sexual infantil (ASI) es el crimen encubierto más largo de la historia, se estima que nueve de cada diez niñas, niños y adolescentes callan este delito.

El director de Apoyo a la niñez del DIF Guadalajara, Nestor Tello advierte que este fenómeno sea normalizado, quedando en la invisibilidad. El abusador está en casa o en la vecindad.

“El abuso sexual infantil es un tema dramático, terrible para los niños y para las niñas, prácticamente se les arruina la vida. Lo más terrible es que sucede en la mayoría de las veces en las familias”.

Por su parte, la presidenta de Fin de la Esclavitud, asociación civil, Diana Flores manifestó que el abuso sexual infantil pasa por un proceso de maltrato físico, de abandono e institucional.

Además, agregó que a raíz de la pandemia este delito aumentó de manera considerable.

“En el 2020 que los niños, niñas y adolescentes que han sufrido abuso sexual en sus primeras infancias tienen el 84 % de posibilidad de convertirse y ser víctimas de explotación sexual comercial por el simple echo de haber sido abusados sexualmente en sus primeras infancias”.

Asimismo, indicó que el abuso sexual infantil se da de forma directo con penetración, caricias y tocamiento, así como de forma indirecta.

La asociación Fin de la Esclavitud presentó dos manuales será entregado a las niñas, niños y adolescentes titulado “Tengo una súper abuelita” y “La propuesta de trabajo ideal no existe”.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here