¿A quién le toca más dinero público? Las batallas por la prerrogativa

En Jalisco se vive una lucha encarnizada por el financiamiento público a los partidos. Y se vive desde el interior de los mismos partidos.

0
3

Guadalajara, Jalisco.

Las cinco fuerzas políticas con registro nacional: Morena, PRI, MC, PVEM y PAN, consideran que es injusto que los partidos locales Futuro y Hagamos tengan un presupuesto más alto que el de ellos, respecto al número de votos que obtuvieron en las votaciones de 2021.

Esa disputa legal ya concluyó, y llegó hasta el Poder Judicial de la Federación, donde se confirmó la asignación de las prerrogativas para 2022, hecha por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), pese a los alegatos que, sobre todo, hizo MC.

Paula Ramírez, presidenta del IEPC, explica que Jalisco es el único Estado que distribuye el financiamiento a los partidos con base en dos bolsas de recursos: Una para los cinco partidos con registro nacional y otra para los dos partidos locales. Esto, con el argumento de que los nacionales reciben dinero de sus dirigencias y los estatales, no. Así lo establece la Ley electoral jalisciense.

 “Entonces, a partir de la determinación de la Corte, nosotros tenemos como firme y definitivo que en Jalisco tenemos que calcular dos bolsas distintas de financiamiento: Una para partidos locales y una para partidos nacionales con registro en Jalisco. De ahí se desató otro litigio, porque esta es la primera parte del financiamiento público de partidos, es calcular la bolsa”

José Manuel Romo, coordinador del partido Movimiento Ciudadano, califica como “incongruentes” a los integrantes del partido Futuro, quienes promovieron la reforma “sin voto no hay dinero”, pero ahora ya se olvidaron de ella.

 “Por ejemplo, MC, con 33% de los votos obtenidos en el pasado proceso, recibe un financiamiento de 34 millones de pesos para ejercerlo durante todo este año. Hagamos, con una votación de 4.8% recibe 31 millones de pesos: tres millones de pesos menos que los que obtuvimos mayor votación en la pasada elección. Futuro, que es el partido de Pedro Kumamoto, quien impulsó este concepto de ‘sin voto no hay dinero’, con 4.2% de la votación, va a recibir 29 millones de pesos para ejercerlos durante este año”. 

La presidenta de Futuro, Susana de la Rosa, le responde al dirigente de MC y también a Morena, quienes hoy los critican. Ambos partidos, asegura, tienen financiamiento nacional, y ellos y Hagamos no.

 “Por ejemplo, MC, como tiene un registro a nivel nacional, tiene 600 millones de pesos de la pura bolsa nacional que se dividen. Y como tiene presencia también en estados, desde ahí, la suma de todo eso, son 900 millones de pesos. Hablando de Morena, la bolsa nacional, ellos reciben mil 800 millones de pesos, sumado a todo lo que reciben en los estados que tienen presencia, son más de dos mil 500 millones de pesos”, precisa. 

El ex delegado de Morena, Favio Castellanos, también define su postura crítica hacia Futuro y Hagamos.

“En algún momento se tocó y fue precisamente aquí en Jalisco el tema de ‘voto por voto’ (sin voto no hay dinero), es lo que se tendría que asignar de presupuesto. A partir del número de votos que tenía cada partido político, pero hoy vemos que no es así. Estos dos partidos políticos, aunque tuvieron una cantidad menor de votos, el presupuesto que se les está asignando es muchísimo mayor a quienes obtuvimos otra cantidad de votos”. 

En esta batalla de discursos, el presidente de Hagamos, Ernesto Gutiérrez, alza la voz y le responde a emecistas y morenistas.

 “Movimiento Ciudadano argumenta que nosotros recibimos 32 millones de pesos y ellos 34 millones y que cómo es posible. Pues si nos quedamos en esa lógica, sí, nada más que ojalá respondan por los más de 600 millones de pesos que les acaba de asignar el INE, más lo que reciben en Nuevo León, en Yucatán y en todos los lugares en donde los organismos locales les dan dinero”, asevera. 

Pese a que hay una defensa prácticamente unánime de la millonaria suma que destinamos los jaliscienses para mantener en operación el aparato político, existe una posibilidad de reducir el dinero para los partidos y para el IEPC, e incluso para que se modifiquen las reglas de distribución del financiamiento a los partidos: una reforma electoral en Jalisco.

Sin embargo, ni el gobernador ni el Congreso han movido un dedo hasta el momento para que eso ocurra, por lo que, pese a la amplia oposición ciudadana, en los próximos años seguiremos manteniendo un presupuesto de ensueño para la clase política de Jalisco.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here