Camiones Prepago
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

El plazo para que las rutas estén convertidas en empresas se venció el 30 de abril. Al cierre de ese periodo, 92% de las unidades de transporte logró “migrar” al nuevo modelo y cuentan con el sistema integrado de recaudo (tarjeta electrónica y alcancía), informó el director de Transporte Público, Amilcar López Zepeda.

El 8% de los camiones y rutas restantes se han acercado a la Secretaría del Transporte, con la idea de que se les dé una prórroga. Sin embargo, esa petición está siendo analizada, aclaró el funcionario estatal.

Por lo pronto, esos camiones que no tienen los equipos de pago electrónico no pueden circular en las calles.

“El plazo que se planteó para migrar a la nueva política de “Mi Transporte”, se fijó desde febrero del año pasado, cuando mediante un acuerdo del señor gobernador se plantearon las tres fases que se iban a implantar. La Fase 1, que era generar una certeza jurídica con los transportistas, recordando que más de la mitad de las unidades no contaban con concesión, ni con un documento que avalara su operación; eso se cumplió y tenemos al día de hoy a 92% del total de las unidades concesionadas y la segunda fase era la dotación del sistema integrado de recaudo (tarjeta electrónica) el cual también tenemos este mismo porcentaje de unidades ya implementadas”, aseguró Amílcar López Zepeda, director de Transporte Público

El director de Transporte Público explicó que las rutas y camiones que no tienen el sistema de tarjeta electrónico en operación, han sido reemplazadas por camiones de otras rutas certificadas, ya que a raíz de la emergencia sanitaria, se ha reducido el número de unidades en operación.

Por ello, López Zepeda aseguró que no se ha afectado el servicio en ninguna de las rutas.

“Y decir que, a pesar de ello, la cobertura del servicio se ha mantenido con modificaciones operativas y con la incorporación de rutas y unidades emergentes a estas rutas. Hay que recalcar que agradecemos la participación de los transportistas que nos han ayudado a que el servicio no se vea perjudicado”, afirmó Amílcar López Zepeda, director de Transporte Público.

Por ejemplo, las rutas 50 A, 52 A y 52 B están dando servicio con camiones que estaban en la ruta 380.

El funcionario estatal aclaró que no se han dado despidos masivos de conductores, sino que a algunos les han dado descansos, con la supervisión de la Secretaría del Transporte.

Ignacio Pérez Vega