UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

El 80 % del apoyo que tienen los pacientes con cáncer viene de las donaciones de la gente, por tercer año consecutivo hay problemas para acceder a los tratamientos.

La presidenta fundadora de la asociación civil De la mano con Dany, Luisa Eugenia Cerna Araiza, informó que esta organización atiende a alrededor de 35 niños al darles cuidados paliativos.

Desde hace nueve meses esta asociación cuenta con una estancia infantil para niños y papás, los pequeños están internados en el Hospital Civil nuevo. Diariamente apoyan a mamás y papás para que puedan alimentarse, asearse y descansar.

La mayoría vienen de otros estados, pero hay familias de Tlajomulco que no tienen manera de solventar los traslados y por eso las apoyan.

El caso que más ha conmovido al personal es el de Jenifer, una niña que cumple años este 4 de febrero, Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer.

“Es una pequeña de siete años, mañana cumple ocho años, es el caso de esa pequeña que tiene un neuroblastoma y que de que tiene una gravedad que es algo que puede ser que salga adelante, el problema es que provienen de una familia indígena, muy bonita familia, los papás muy dedicados, sobre todo la mamá y el problema de ellos también es el lenguaje, es el idioma, ellos tienen un dialecto Cora y muchas veces no entienden lo que se les dice, o sea no entienden más bien nuestra manera de pensar”.

Incluso el personal duda si por la barrera del idioma la familia de Jenifer, que viene de la Sierra de Nayarit, entiende la gravedad del caso.

Y en días pasados la niña también tuvo o sea estando aquí en la estancia le llegó el COVID-19, o sea ella sí fue una de las pequeñas que se enfermaron, estuvo en el hospital el tiempo que tenía que ser, gracias a Dios salió adelante, regresó más recuperada”.

Su mamá también estuvo contagiada, ella se mantuvo aislada en la estancia, mientras el papá cuidaba a Jenifer en el hospital. Apenas el lunes 31 fue dada de alta de COVID-19.

Ahora necesita urgentemente las radiaciones, serían de 28 a 30, para que pueda empezar con quimioterapia. Es un tratamiento que la asociación Mi Gran Esperanza consiguió para Jenifer.

Jenifer perdió la movilidad en todo su cuerpo y el habla, pero ha ido mejorando, ya sonríe y voltea, levanta la manita y ya ubica a los integrantes de la asociación, pero eso necesita terapia física.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here