Fotografía: Iván de León
Guadalajara, Jalisco.

Hace 14 años, una tragedia ocurrió en la Familia López Rocha. El pequeño Miguel Ángel cayó por accidente al Río Santiago, trago agua y murió. El dictamen médico arrojo que la gran cantidad de metales pesados en su cuerpo le había provocado la muerte, y desde entonces, sus padres han mantenido una lucha para el resarcimiento general de este daño.

En la actualidad, Miguel Ángel cumpliría 23 años, y hasta el momento su familia no ha recibido lo que les corresponde.

Jurídicamente se han emitido resoluciones favorables a la familia, luego de haberse interpuesto cuatro amparos que no se han cumplido.

El abogado de la familia explica la batalla legal que han sostenido con los gobiernos municipal, estatal y federal.

Por ahora, los demandantes buscan que se realice un estudio epidemiológico por la Secretaría de Salud Federal, a fin de que se envíen al Senado y, posteriormente, a la Presidencia de la República para que se reconozca el grave problema de salud en los habitantes cercanos a la cuenca del Río Santiago y se dé la declaratoria de emergencia para que se ataque en definitiva el problema.

Actualmente se tiene un registro de más de mil enfermos renales en la zona y otras tantas padecen cáncer provocado por los metales pesados que son vertidos al río.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here