menor agredida sexualmente en Vallarta
La abogada feminista Sandra Quiñones / Fotografía: Violeta Meléndez
Guadalajara, Jalisco. 

Un peritaje realizado por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses estimó que la reparación del daño por el asalto sexual que sufrió una menor de 10 años en Puerto Vallarta, por parte de un ex funcionario municipal, se cubre con un monto de 13 mil pesos, dictamen que está siendo combatido por la defensa de la niña para que ascienda a casi un millón de pesos.

La abogada feminista Sandra Quiñones, quien lleva el caso, calificó de irrisorio dicho monto debido a que solo contempla 13 sesiones psicológicas para la menor, quien fue rescatada por policías vallartenses tras encontrarla desnuda a bordo del auto de su agresor. A decir de Quiñones, dicha propuesta de reparación del daño deja fuera la atención integral de la víctima y de su familia.

“Nos preocupa toda esta serie de sistematizaciones que el estado sigue haciendo en este tipo de cosas, son acciones que causan una mella, estragos psicoemocionales mucho muy profundos porque estás hablando de la construcción de la identidad sexual de una persona. Trece mil pesos no te van a alcanzar para recomponer el daño que hiciste”.

“Estaba el riesgo de que pudiera salir con la suspensión provisional porque nada más iba a pagar 13 mil pesos, hoy ya con los peritajes que nosotros hemos ofrecido, y están ya dentro de la carpeta, la reparación del daño integral son cerca de 980 mil pesos”, agregó Quiñones.

La abogada explicó que actualmente el caso se encuentra en una fase de investigación complementaria donde trabaja para evidenciar que el presunto agresor, detenido y vinculado a proceso por corrupción de menores y abuso sexual, también la tenía privada de la libertad con premeditación, pues hasta ahora los testimonios afirman que ya conocía sus rutinas y en una ocasión que salió a la tienda, la interceptó y subió a su auto por la fuerza.

“Sabemos por las manifestaciones de la niña y su familia que tenía cerca de mes y medio siguiéndola, ya sabía a dónde iba, cómo se desplazaba, con quién se desplazaba (…) Ya conocía la ruta, no fue algo fortuito, y entonces entendemos que donde la llevó tampoco fue algo fortuito, la llevó donde no hay vecinos, donde no hay nadie un domingo en la tarde, no hay cámaras de seguridad, las cámaras del C5 no existen en esa zona”.

A decir de la abogada, la defensa de la niña trabaja para que a Luis Alonso “N” se le imputen los tres delitos con los cuales podría enfrentar una sentencia máxima de 16 años de prisión, de donde no podrá salir si además no cubre el monto final que se establezca por motivo de la reparación integral del daño, pues según Quiñones, la menor ya ha manifestado afectaciones conductuales y emocionales a partir de la agresión sexual de la que fue víctima el 26 de julio pasado.

Violeta Meléndez