Fotografía: Presidencia de México
Ciudad de México, México.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador descartó este lunes que el caso del exministro de Defensa Salvador Cienfuegos, acusado por la DEA por narcotráfico pero exonerado por la Fiscalía mexicana, vaya a afectar la colaboración con Estados Unidos.

El caso Cienfuegos ha propiciado un intercambio de señalamientos luego de que López Obrador denunciara que las pruebas contra Cienfuegos fueron “fabricadas”, mientras que el departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió que esto podría diezmar la colaboración.

“Actuamos bien y esto no afecta las relaciones, son buenas relaciones con el gobierno actual (…). Y así va a suceder con la mueva administración del presidente (Joe)Biden”, dijo López Obrador en su conferencia matutina.

Cienfuegos, general en retiro de 72 años que fue ministro de Defensa en la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue detenido en octubre pasado en Los Ángeles acusado de nexos con el narcotráfico, pero tras un acuerdo, Estados Unidos lo entregó a México para un eventual juicio.

La agencia antidrogas estadounidense, la DEA, lo acusaba de nexos con un grupo criminal identificado como “H-2”, que habría surgido de los fragmentos del cártel de los Beltrán Leyva, diezmado desde 2010.

Pero la Fiscalía General mexicana exoneró el pasado jueves a Cienfuegos tras interrogarlo y analizar el expediente de más de 700 páginas de la DEA, el cual fue divulgado integro en internet por el gobierno mexicano.

“Lo que hicimos fue dar a conocer ese expediente para que se supiera, sin esconder nada, que no hay elementos, que en efecto se fabricaron los delitos (…) nos mandaron este expediente sin ninguna condición”, justificó López Obrador.

El Departamento de Justicia de EEUU se declaró “decepcionado” ante la actuación de la Fiscalía y por la divulgación del expediente.

“Yo podría decir también lo mismo, estamos decepcionados con el trabajo de la DEA”, respondió López Obrador al ser preguntado expresamente sobre estos señalamientos.

La decisión de exonerar a Cienfuegos coincidió con la publicación de una reforma que regula la actuación de agentes extranjeros en México, establece mecanismos de intercambio de información y obliga a funcionarios locales a entregar reportes sobre contactos con agencias de otros países.