Fotografía: Hospital Civil
Guadalajara, Jalisco.

El área de infecto-pediatría del Hospital Civil Fray Antonio Alcalde se llenó, confirma el director general de los nosocomios, Jaime Andrade Villanueva, pero no por casos de COVID-19 en la población infantil, sino por otras infecciones respiratorias, explica:

“En días pasados sí hubo una ocupación al 100% en urgencias y terapia intensiva de niños porque ingresaron un número. Siempre tenemos un número relevante de niños en los Hospitales Civiles, debido a que en otros hospitales no están atendiendo urgencias por estar atendiendo COVID, pero en los últimos días ha disminuido considerablemente el número de casos COVID-19, tanto de niños como de adultos, de tal forma que, por ejemplo, en el Antiguo Hospital Civil, el área de terapia intensiva ya se regresó a la atención de las patologías convencionales tipo traumáticas, tumorales o cardiacas y de otros tipos, y ya se está ocupando por pacientes no COVID; lo mismo sucedió en el área de terapia intensiva de niños, o sea, llegamos a tener hasta cinco niños con la probabilidad de tener COVID que al final no fueron, fueron infecciones por virus sincitial respiratorio y en este momento no existe absolutamente ningún niño con sospecha de COVID ni en el viejo, ni en el nuevo”.

Además de la influenza, la principal enfermedad de infecto-pediatría es el virus sincitial respiratorio: una infección común en la población infantil que se incrementa en esta temporada, que también puede llegar a ser mortal.

El virus respiratorio sincitial es una enfermedad viral común. Por lo general, causa síntomas leves parecidos al resfriado, pero puede provocar infecciones pulmonares graves, especialmente en bebés y en adultos mayores.

Éste se transmite al igual que el COVID-19, de persona a persona a través del aire, al toser y estornudar, por contacto directo, como besar la cara de un niño con el virus, tocar un objeto o superficie con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos, explica el especialista:

“Son virus que, al igual que la influenza, puede producir cuadros de leves a moderados y severos. En ocasiones sí pueden provocar síndrome de insuficiencia respiratoria e incluso requerir asistencia respiratoria, pero más o menos es el comportamiento de las enfermedades respiratorias: no graves y poco severos. ¿Cuáles son los síntomas? Son exactamente los mismos, son virus indistinguibles desde el punto de vista clínico, quizá algunos datos clínicos le harían pensar a uno clínicamente cuál es el más probable”.

Algunos de los síntomas son muy parecidos a los de COVID-19 y de los demás virus respiratorios como congestión nasal, malestar en general, falta de apetito, tos, estornudos y fiebre.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here