La marihuana es un calmante del dolor natural y ya hay muchos estados que lo han legalizado para paliar los síntomas de algunas enfermedades crónicas. Si te estás preguntando el té de marihuana para qué sirve, a continuación responderemos a todas tus dudas para que puedas hacer un uso responsable de este analgésico natural.

Beneficios del té de marihuana

La marihuana o también llamada Cannabis es una planta en la que su componente principal es el THC, que tiene muchos efectos sobre el cuerpo humano.

Normalmente, se ha tratado a la marihuana solamente como una droga para evadirse de la realidad, pero lo cierto es que tiene muchos beneficios sobre el cuerpo humano que pueden ser usados a nivel terapéutico para tratar algunas enfermedades.

La forma más común de consumir la marihuana es a través de fumar la hierba, pero existen muchas otras maneras de poder adquirir sus beneficios: en infusiones, comiéndola, en aceites de extractos, etc.

Estos son algunos de los beneficios que podrás tener al consumir té de marihuana:

Calma el dolor en enfermedades crónicas o lesiones gracias a su composición analgésica y antiinflamatoria.

● Ayuda a hacer una mejor digestión, eliminando las náuseas

● Mejora el estado de ánimo

● Combate el estrés gracias a su efecto relajante

Por lo tanto, podemos determinar que el té de marihuana puede ser una ayuda activa para calmar los síntomas de dolor en algunas enfermedades gracias a su componente de THC.

Algunas de las enfermedades más usuales que se tratan con cannabis son la esclerosis, el cáncer, la enfermedad de Crohn, la migraña intensa, la epilepsia, etc.

Receta para hacer un té de marihuana

Si quieres comprobar los efectos analgésicos de la marihuana en tu cuerpo, el té es una de las mejores maneras de consumir esta sustancia. Si te gustan las infusiones notarás que este té es muy sabroso y que tiene un gusto suave y agradable al paladar.

Sigue estos pasos para conseguir hacer un té de marihuana.

1. Pica la marihuana

2. Derrite una cucharada de mantequilla en la sartén y mezcla con la marihuana a fuego lento.

3. En un cazo pon a calentar el agua o la leche que quieras tomarte como té

4. Cuando hierva, retira del fuego el cazo y añade la marihuana con la mantequilla. Deja que infusione durante, al menos 45 minutos.

5. Cuela el té en una taza para evitar beberte las plantas trituradas

6. Añade azúcar o miel a tu gusto y ¡a disfrutar!

Verás que los efectos del té de marihuana comienzan una vez te lo has terminado de beber, pero no son tan fuertes como cuando te fumas el cannabis. Notarás una sensación de bienestar y calmará el dolor que puedas estar sintiendo en ese momento.

Ahora ya sabes por qué el té de marihuana sirve como tratamiento para el dolor y sabes cómo hacerlo en tu casa. Echa un vistazo a la página web de Eurogrow para seguir conociendo todos los beneficios de esta planta y consumirla de manera responsable.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here