Incrementó el número de personas enfermas por el virus de Chikungunya en Jalisco, considerada como una enfermedad emergente transmitida por los mosquitos Aedes Aegypti, que genera al menos dos casos por semana en la entidad.

Ante los primeros brotes registrados en Autlán y Guadalajara con casos autóctonos, se encendieron los focos rojos ante una posible epidemia de la enfermedad.

Pese a las acciones preventivas de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), el Chikungunya autóctono ya se encuentra en la zona metropolitana y en el interior del estado.

Existe la advertencia que en caso de presentarse varios brotes, los sistemas de atención de salud y la infraestructura de salud pública podrían colapsar.

En lo que va del año van 48 casos se han registrado -14 autóctonos y 34 importados- diagnosticados en los  municipios de Autlán, Casimiro Castillo, Cihuatlán, Cuautitlán, Guadalajara, Ciudad Guzmán, La Huerta, Tala, Tamazula, Tomatlán,  Puerto Vallarta  y Sayula, por mencionar algunos.

Entre las medidas preventivas que otorga la SSJ, son la identificación de los síntomas donde el  paciente generalmente inicia con fiebre superior a 39°C y dolor articular severo, puede acompañarse de cefalea, dolor de espalda difuso, mialgias, náuseas, vómitos, poliartritis, rash y conjuntivitis, esta fase dura de tres a 10 días.

En cuanto a casos de dengue, la SSJ informó el registro de 272 casos, en comparación con el mismo periodo del año pasado hay una disminución de más del 50 por ciento.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here